Rajoy: “Catalunya no puede caminar hacia la edad media”

stop

CONVENCIÓN DEL PP

02 de febrero de 2014 (13:14 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tratado de evitar todas las fugas de agua de su partido, en la clausura de la convención política del PP en Valladolid. Con la convicción de que ha pasado lo peor, de que España evitó el rescate, y de que a lo largo de 2013 la situación macroeconómica se ha estabilizado, Rajoy no ha dudado en culpar “a los que atacaron la unidad de España y crearon incertidumbre" en el peor momento.

Rajoy lo ha hecho al establecer una conexión entre la crisis económica y la situación política en Catalunya. Con un discurso en el que tampoco ha dudado en responsabilizar al PSOE de haber dejado España “como un páramo”, señalando directamente al líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba de no querer reconocer ahora el cambio sustantivo que sí reconocen los organismos internacionales, Rajoy ha asegurado que luchará “por todos los españoles”.

Sembrar discordia


¿Luchará para qué? Rajoy ha considerado que el mundo camina hacia la eliminación de las fronteras, y que Catalunya comete un error al pretender ahora impulsar un proyecto de ruptura. “No se puede caminar hacia la edad media”, ha asegurado, insistiendo en que combatirá “todo lo que siembre discordia o divida a los españoles”.

Uno de los grandes reproches del Gobierno del PP, pero también de amplios sectores del PSOE al movimiento independentista es que surgiera, o cobrara intensidad en el transcurso de una crisis económica de enorme intensidad, la peor en la historia reciente de España, que no ha ayudado a la recuperación. Y, al mismo tiempo, entienden, como trató ayer de relacionar Rajoy, que ese movimiento ha sido producto, en gran medida, de la desastrosa situación económica que también ha sufrido Catalunya.

Reforma fiscal, sin concretar

Rajoy ha insistido en que el Gobierno tendrá en marcha una reforma fiscal en los próximos meses, “que no será de retoques, sino profunda y extensa”, con la idea de cumplir, a partir de ahora, el programa electoral del PP. Habrá rebaja de impuestos, aunque no ha concretado nada, todavía.

Y, en ese intento de taponar las vías de agua, Rajoy también ha querido dejar claro que en política antiterrorista el Gobierno se mantiene “donde siempre ha estado”, lejos, por tanto, de las supuestas tibiezas que Jaime Mayor Oreja le atribuye, y que le ha llevado a renunciar a ser, de nuevo, candidato a las elecciones europeas.

También Alejo Vidal-Quadras ha mostrado su distanciamiento, dejando el partido, y apoyando a Vox, una formación política de derechas que puede resultar un verdadero dolor de cabeza para Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad