Rajoy se reúne en Madrid con Fainé y Godó para encauzar la relación política

stop

El financiero y el editor almuerzan con el presidente del Gobierno en un encuentro privado en la Moncloa para disminuir la tensión entre gobiernos y sociedad civil

Isidro Fainé, Javier Godó y Mariano Rajoy

16 de abril de 2013 (21:57 CET)

¿Objetivo? Reconducir las relaciones entre Catalunya y Madrid. ¿Participantes? El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente de La Caixa, Isidro Fainé; y el propietario del mayor grupo de comunicación catalán, Javier Godó. El encuentro, discreto y fuera de la agenda oficial, se formalizó ayer en un almuerzo en la Moncloa en la que los tres asistentes analizaron la situación de la política catalana, sus relaciones con el poder central y las posibles vías de solución para atemperar los desencuentros surgidos en los últimos meses.

La reunión, de la que ha tenido conocimiento este medio, forma parte de la ofensiva que los dirigentes del PP han iniciado en los últimos días para tender puentes de relación con la sociedad civil catalana. Esa vía de diálogo, que pretende resultar discreta y quedar apartada de los focos mediáticos, se ha concretado en las últimas horas con las visitas a Barcelona del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y de la titular de Fomento, Ana Pastor.

Tanto el financiero como el propietario del grupo Godó son, junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell, los empresarios que están liderando el acercamiento entre el Ejecutivo catalán y el gobierno central.

Reducir la tensión política

Fuentes conocedoras del contacto han asegurado que la política ocupó la práctica totalidad de la conversación, en la que ambas partes habrían intercambiado un mensaje recíproco de reducir la tensión existente y acercar posiciones en busca de un acuerdo político satisfactorio.

Si Godó tiene la llave de la comunicación en Catalunya a través de sus medios y puede modular editorialmente la tensión entre Barcelona y Madrid, Fainé cuenta con la posibilidad de actuar sobre el grifo económico. En próximos días, La Caixa y la Generalitat negociarán el vencimiento de un bono de 1.000 millones de euros que la administración pública habría de atender.

Pacto de financiación


El presidente de La Caixa ha mantenido en foros privados su enojo con respecto a la actitud del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y su deriva soberanista tras la manifestación del pasado 11 de septiembre. Aunque en público se mantiene distante del debate político, el banquero siempre ha defendido una mejora de la financiación autonómica (pacto fiscal) como elemento suficiente para recomponer las relaciones.

Más difícil lo tendrá el editor para recomponer sus posiciones después del apoyo prestado durante algunos meses al giro de Mas, y en general de las posiciones soberanistas, a través de los medios de comunicación de su grupo editorial. La caída de las ayudas públicas de la Generalitat a ese sector es interpretado en algunos ámbitos políticos como la razón de que Godó haya atenuado su línea editorial y ahora se convierta en un defensor del diálogo Barcelona-Madrid.

Retorno de Rajoy a Barcelona

Con independencia del encuentro del jefe del Ejecutivo español con dos de los representantes de los poderes fácticos catalanes, el presidente volverá a Barcelona con motivo de la celebración del Salón del Automóvil de Barcelona. La Moncloa ya ha expedido invitaciones a un grupo de empresarios a los que Rajoy repetirá sus tesis a mediados de mayo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad