Rivera le ofrece toda la colaboración a Rajoy pero le niega el 'sí'

stop

El líder de Ciudadanos quiere negociar ya los presupuestos, pero se instala en la abstención y deja toda la presión al PSOE para evitar una crisis institucional

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. / EFE

Barcelona, 03 de agosto de 2016 (11:59 CET)

Albert Rivera quiere colaborar. Desea pactar los presupuestos con Mariano Rajoy, como ha avanzado Economía Digital este miércoles, pero no le dará el sí en el debate de la investidura.

El líder de Ciudadanos se ha reunido con Mariano Rajoy por espacio de una hora y media, sin que haya servido para modificar las posiciones. Rivera, en todo caso, ha mostrado la disposición de su partido a facilitar la gobernabilidad, una vez Rajoy sea investido, y a pactar todas aquellas cuestiones que supongan un compromiso para España.


Dos equipos económicos trabajando

Entre ellas está el techo de gasto y la elaboración de los presupuestos, con un plan económico que deberá revisar la Comisión Europea, y que Bruselas espera recibir, como fecha límite, el 18 de octubre. Los equipos económicos de los dos partidos ya están en contacto para ir avanzando posiciones, aunque todo depende de la formación del Gobierno. 

Rivera ha constatado que su partido no puede –o no quiere-- pasar de la abstención. La cúpula de Ciudadanos entiende, por su propia naturaleza, que deberá acordar diferentes cuestiones, con el PP o con el PSOE, y que un sí supondría alinearse con el PP, algo que para conservar su espacio electoral se considera perjudicial.

"El señor Rajoy ya sabe que nosotros no le vamos a apoyar ni vamos a estar en su gobierno, pero hay un espacio común y vamos a hacer una oposición responsable. Somos el único partido que se ha movido", ha señalado, para añadir que hara los esfuerzos necesarios. "Yo no soy mediador, pero a pesar de esto, si el PP y el PSOE creen que Ciudadanos puede ser útil para negociar y sacar este país adelante, estamos dispuestos y abiertos. Tenemos experiencia y cintura en llegar a acuerdos tanto con el PSOE como con el PP", ha reiterado Rivera.


Evitar unas terceras elecciones

Lo que les une a Rivera y a Rajoy en estos momentos es la convicción de que sólo el PSOE podrá evitar unas terceras elecciones generales. Para Rivera, el PSOE debería abstenerse y evitar una "crisis institucional sin precedentes", y en eso estará en las próximas semanas. Toda la presión para los socialistas, a la espera de que Rajoy fije la fecha del debate de investidura.

Para el propio líder de Ciudadanos esa es una cuestión esencial, que el presidente del PP debería despejar cuanto antes. Sólo con una fecha para el debate en el Congreso cada partido sabrá a qué atenerse, con un calendario que daría vía libre a los preceptos constitucionales, y, por tanto, a la posibilidad de que si en dos meses a partir de ese debate no hay un nuevo presidente del Gobierno se convoquen, de nuevo, unas terceras elecciones, algo que todos quieren evitar, aunque no hagan nada para remediarlo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad