Pedro Sánchez y Felipe VI. EFE/Ballesteros

Sánchez evita el choque con Torra pero insiste: el Rey estará en Barcelona

stop

El presidente del Gobierno elude replicar la campaña de la Generalitat contra el Rey y dice que "contra el terrorismo no hay fisura posible"

Barcelona, 06 de agosto de 2018 (14:41 CET)

Política de hechos consumados y eludir el cuerpo a a cuerpo dialéctico que día sí día también le propone el independentismo. Esa es la línea a la que se ciñe Pedro Sánchez a la hora de abordar la crisis catalana y esa es también la que aplica respecto a la presencia del Rey Felipe VI en Barcelona el próximo 17 de agosto en los actos conmemorativos del primer aniversario de los atentados yihadistas en la capital catalana y en Cambrils. 

Así, el presidente del Gobierno ha evitado replicar al de la Generalitat, Quim Torra, que el domingo alegó que la Generalitat no ha invitado al monarca a la conmemoración. De hecho, no ha invitado a nadie, porque no es el gobierno catalán quien organiza los actos, sino el Ayuntamiento -que tampoco ha cursado invitaciones institucionales con el argumento de que los protagonistas han de ser los afectados-. La declaración de Torra no tenía otra finalidad que la de reiterar que Felip VI no es bienvenido por el gobierno catalán.

"El jefe del estado va en representación de toda la sociedad española para mostrar el respeto y la empatía por las víctimas y sus familiares", ha dicho Sánchez

Sánchez, tras celebrar su tradicional despacho estival con el rey, se ha limitado a recordar la importancia de la conmemoración. "Lo importante es no olvidar por qué nos congregamos, que es contra el terrorismo y por la solidaridad con las víctimas y sus familiares, y ahí no hay fisura posible", ha zanjado.

El presidente, que ha defendido que el Rey "entiende la España plural y siempre ha tendido puentes con Cataluña, se niega a contribuir a alimentar la tensión en torno a la presencia de Felipe VI y la reina Letizia en Barcelona, que ha situado en el ámbito de la "normalidad". "El Jefe del Estado va en representación de toda la sociedad española para mostrar el respeto y la empatía por las víctimas y sus familiares", ha dicho. 

Mensaje sobre la senda de gasto

Sánchez ha acudido al Palacio de Marivent, la residencia estival del monarca en Palma de Mallorca, y ha informado al rey de los ejes de su gobierno: la consolidación de la estabilidad económica, la cohesión territorial y la política migratoria, incluída la decisión de crear un mando único para gestionarla, anunciada el viernes.

El presidente, que ha reiterado que apuesta por "mejorar las condiciones de financiación de todas y cada una de las comunidades autónomas, ha insistido también en que la senda de gasto tumbada por el Congreso, y que piensa volver a someter a votación pasadas las vacaciones, facilitaba ese objetivo. "Espero que en septiembre, cuando volvamos a plantear este debate, algunos lo tengan en cuenta y lo antepongan a los intereses partidarios", ha dicho.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad