Sánchez fracasa en la segunda votación y da paso a la ronda de negociaciones definitivas

stop

Rajoy se muestra muy duro con el socialista a quien acusa de "fraude" y de "corrupto" mientras que Iglesias insiste en el pacto de izquierdas

Pedro Sánhez, durante su segunda sesión de investidura. / EFE

Barcelona, 04 de marzo de 2016 (20:49 CET)

Pedro Sánchez ha fracasado también en su segunda sesión de investidura celebrada este viernes en el Congreso. El líder socialista ha avanzado muy poco desde el pasado martes. Ha conseguido un apoyo más: 131 votos a favor, los del PSOE, los de Ciudadanos y el de Coalición Canaria, y 219 en contra. Ahora se abren dos meses de intensas negociaciones políticas que han de conducir a España hacia un nuevo gobierno o hacia la repetición de las elecciones.   

Último intento infructuoso

El líder socialista ha hecho un último intento infructuoso por salvar los papeles. Ha subido al estrado del Congreso en esta segunda sesión de investidura para reclamar a Podemos que se apunte a su pacto con Ciudadanos. Ha recordado que ese acuerdo contiene 200 medidas. Ha insistido en echar al PP, en el gobierno del cambio y en la necesidad de hacer reformas.

Pero el candidato socialista sabía que hablaba a unos oídos sordos, pues Podemos no está por la labor. Así se lo ha recordado su líder, Pablo Iglesias, en un discurso peor que el del martes en el que ha introducido un par de chistes destinados al fracaso. 

Iglesias insiste en el pacto de izquierdas

Pese a su falta de gracia, Iglesias ha podido lanzar su mensaje: Podemos sigue abierto a negociar con el PSOE para crear un gobierno "progresista" con IU y Compromís que se apuntale gracias a la abstención de los partidos independentistas catalanes que "no son el demonio". 

Iglesias ha intervenido después de que Mariano Rajoy utilizase sus 10 minutos de discurso para arremeter contra Sánchez. Hasta ahora, el presidente del Gobierno en funciones había estado bastante comedido, pese a que el candidato socialista fue muy duro con el popular en su discurso de investidura del martes. 

Duro discurso de Rajoy

Este viernes Rajoy ha contraatacado y ha acusado a Sánchez de orquestar un "fraude" por obligar a los diputados a perder su tiempo con esta sesión de investidura "destinada al fracaso". El líder popular ha ido incluso más allá al acusar a Sánchez de "corrupto": "Usted ha puesto las instituciones al servicio de su supervivencia y eso es corrupción, seños Sánchez".

Quien no ha decaído respecto a su discurso del martes es Albert Rivera. El presidente de Ciudadanos ha hecho el discurso que debería haber pronunciado Sánchez. Ha reprochado tanto al PP como a Podemos su inmovilismo y su falta de voluntad para llegar a acuerdos que permitan reformas y ha invitado a ambas formaciones a permitir la investidura de Sánchez con sendas abstenciones.

Estreno surrealista de líder de ERC

Gabriel Rufián, el líder de ERC en el Congreso, se ha estrenado en la Cámara Baja con un discurso surrealista en el que no ha hecho referencia ni a la investidura ni a las propuestas de Sánchez. Rufián ha ido por libre y ha aprovechado, tras autodenominarse "charnego" para explicar la historia de su vida: su padres eran andaluces y se instalaron en Cataluña y él es ahora independentista y diputado de ERC, aunque su apellido no es catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad