En la imagen, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Palacio de la Moncloa, el 6 de septiembre de 2018. Foto: EFE/KH

Sánchez asume propuestas de Podemos para lograr la presidencia

stop

El PSOE ultima un plan con 300 propuestas con el que pretende convencer a Pablo Iglesias de que facilite la investidura

Madrid, 29 de agosto de 2019 (09:23 CET)

El PSOE prepara un nuevo documento con el que pretende convencer a Pablo Iglesias para que facilite la investidura de Pedro Sánchez. El plan, que los socialistas tienen previsto presentar el próximo martes, tendrá como base el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones en abril, pero incorporará parte de las propuestas sociales y ecológicas de Unidas Podemos, su "socio preferente", aunque también tendrá en cuenta las inquietudes de otros aliados, como Compromís

Las políticas igualitarias y medioambientales tendrán especial relevancia en el programa, según avanza El País este jueves. Al día siguiente de hacer público el documento, es decir, el miércoles, Sánchez lo expondrá a los líderes del PRC y del PNV.

 El “programa común progresista” que prometió Sánchez hace unos días está ya prácticamente listo, a falta de las últimas aportaciones que resulten de los encuentros con la sociedad civil. Los socialistas aseguran que el programa tendrá en cuenta el ideario de Podemos, aunque, tal y como advirtieron, no incluye ninguna oferta de participación, ni siquiera en cargos intermedios.

No obstante, el plan está abierto a las aportaciones de los colectivos sociales con los que Sánchez se ha reunido en las tres últimas semanas (este miércoles, con grupos de igualdad, sanidad y consumo) y a las aportaciones que puedan surgir en las reuniones con los partidos, en especial con Podemos. 

El presidente en funciones cerrará este viernes la segunda ronda de reuniones con la sociedad civil y, de momento, no se ha cerrado ninguna reunión con los partidos políticos para retomar formalmente las negociaciones. El tiempo corre y parece que las posiciones de PSOE y Unidas Podemos no siguen la misma línea, lo que complica el desbloqueo político.

Mientras que Iglesias se niega a renunciar a entrar en el Ejecutivo a cambio de su apoyo a Sánchez, los socialistas solo contemplan el apoyo externo de Podemos fuera del Gobierno, como "única salida" para evitar elecciones.

Pedro Sánchez ya baraja otras estrategias

Con este escenario,el primer objetivo de Sánchez es seducir a Podemos con esas 300 propuestas, aseguran fuentes del partido a El País, para que el líder de Podemos dé luz verde a un Ejecutivo en solitario.

Si la negociación descarrila, el PSOE pretende apurar los plazos hasta el 23 de septiembre —la fecha límite para que haya Gobierno— y elevar la presión sobre Iglesias para que acabe dando su brazo a torcer. Como último recurso, Sánchez no descarta ir a elecciones el 10 de noviembre, ya que  persiste una “desconfianza recíproca” con Iglesias en asuntos como el desafío independentista. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad