Iglesias, en octubre del año pasado, en el momento de firmar el proyecto de presupuestos. EFE/Zipi

Iglesias bajo presión: la posible repetición electoral parte a Podemos

stop

El líder de Podemos deberá decidir en las próximas semanas si continúa reclamando un gobierno en coalición a pesar de las discrepancias dentro del partido

Madrid, 28 de agosto de 2019 (20:06 CET)

La cuenta atrás para votar la investidura ya está en marcha. Cuatro meses después de las elecciones del 28 de abril y ante la situación de bloqueo político e institucional a la que abocó la fallida investidura de Pedro Sánchez por la falta de entendimiento entre el PSOE y Unidas Podemos, los partidos comienzan a contemplar una posible repetición electoral.

El miedo a volver a las urnas ya sobrevuela los discursos políticos de Podemos y se ha convertido en el foco de división entre las filas de la formación morada. El papel que adopte Iglesias en las próximas semanas será clave para la formación de gobierno, aunque hay discrepancias dentro del partido sobre la estrategia a seguir.  

El "tira y afloja" de las negociaciones entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez ha puesto en alerta a una parte de Unidas Podemos. Iglesias no renuncia a entrar en el Ejecutivo a cambio de su apoyo a Sánchez, los socialistas solo contemplan el apoyo externo de Podemos fuera del Gobierno, como "única salida para evitar elecciones y, de momento, no se ha cerrado ninguna reunión con los partidos políticos para desbloquear la situación. 

Ante esta debacle negociadora, algunos sectores de Unidas Podemos se arrepienten ahora de haber rechazado la oferta de coalición que hizo el PSOE en julio, mientras que otros instan al líder de la formación a ceder ante los socialistas y renunciar a formar parte del Ejecutivo para evitar que los ciudadanos sean llamados de nuevo a las urnas. 

El último en pronunciarse ha sido el secretario general de Podemos EuskadiLander Martínez, quien ha planteado que la "apuesta" de su formación "debe de ser" un Gobierno de coalición entre su partido y el PSOE, pero ha remarcado que "debería ser prioritario evitar unas nuevas elecciones".

"En este momento nos toca pensar en un Gobierno de coalición, pero si llega el momento de tomar una decisión y hay que pensar en más opciones habrá que ampliar nuestro marco de acuerdo", ha remarcado Lander Martínez con un claro llamamiento a que Iglesias ceda ante los socialistas si finalmente no consigue que el PSOE acepte ninguna propuesta para un gobierno en coalición. 

Sin embargo, la dirección de Podemos ya ha avisado a sus bases, a través de una carta, de que  no aceptarán el "trágala" de Sánchez, es decir, la posición de "o como yo digo, o elecciones" porque es "irresponsable y está llamada al fracaso".

Arrepentimiento por haber rechazado la oferta que hizo el PSOE en julio 

Algunos miembros de Podemos consideran que Iglesias debería aceptar la oferta de coalición que hizo Sánchez en julio. De hecho, se plantearían ahora el "sí" a aquella oferta, pero con algunos "retoques" menores, dejando así las exigencias y propuestas del líder de la formación morada a un lado para facilitar la formación de gobierno. 

Ante esto, el PSOE ya se ha pronunciado. Considera que Iglesias tenía el mes de julio como fecha de caducidad y que Unidas Podemos lo apartó definitivamente al rechazarlo y no votar a favor de la investidura de Sánchez. 

Diferencias en materia de Estado, uno de los escollos de las negociaciones

No solo el gobierno de coalición es un punto caliente en las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos. El pasado 19 de agosto, Unidas Podemos daba el primer paso para retomar las negociaciones con los socialistas.

La formación morada envió al PSOE una batería de propuestas, basadas en un gobierno en coalición, en las que se incluía la creación de una mesa de diálogo sobre el confilicto catalán, un asunto que dista de la posición de los socialistas en este tema. "La propuesta del PSOE es conocida: diálogo dentro de la legalidad, respeto a la Constitución y fortalecimiento del Estado Autonómico", recalcaron los socialistas tras recibir el documento de Unidas Podemos. 

Aún así, los socialistas admiten que lo planteado por Podemos les resulta "muy próximo", por lo que han invitado a Podemos a cerrar un nuevo programa "más amplio y realista" en el que recogerá algunas de sus propuestas.

"Volveremos a hacer una oferta con un programa que va más allá del nuestro, para abarcar y comprender más cosas de las que nosotros como partido podemos pensar, en un intento de que todos los demás participen. Vamos a ver qué pasa", avanzaba la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad