Sánchez logra sus primeros apoyos para formar Gobierno

stop

El PNV da su apoyo al socialista, mientras sigue el tira y afloje del PSOE entre Ciudadanos y Podemos

Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar, presidente del PNV.

en Barcelona, 06 de febrero de 2016 (13:46 CET)

Una buena para Pedro Sánchez: ya cuenta con seis diputados más para formar Gobierno. Vale que todavía le faltan 80 legisladores más para llegar a tener mayoría absoluta, pero al menos es un inicio, piensan en las filas socialistas.

El acuerdo entre Sánchez y el PNV fue confirmado por el presidente del partido vasco, Andoni Ortuzar, quien se ha reunido con el secretario general de PSOE en la primer ronda de contactos del socialista para formar Gobierno.

"Creo que hay mimbres dentro de toda esa complejidad para que se pueda construir una alianza progresista de cambio" dijo Sánchez, quien reconoció que tejer una alianza entre tantos partidos "es muy complejo y difícil".

Negociaciones a dos bandas 

Ahora Sánchez tiene que seguir armando su encaje de bolillos con un juego a dos bandas entre Ciudadanos y Podemos.

Con el partido de Pablo Iglesias siguen los capítulos de un particular tira y afloje. En Podemos habían dicho que si había acuerdo con Ciudadanos, ellos no se sumarían a la gran coalición que pretende crear Sánchez. El socialista se apuró en rechazar la exigencia de la agrupación morada - "los españoles no quieren vetos ni ideológicos ni partidistas", dijo-, pero tampoco le cerró la puerta, y le ha pedido que "reconsidere" su veto a Ciudadanos. 

Ciudadanos presenta sus exigencias

Por parte de Ciudadanos, le han avanzado a Sánchez su "lista de compras", o sea, sus objetivos prioritarios para esta Legislatura. En concreto, proponen establecer un modelo de contrato único indefinido y un complemento salarial para las rentas más bajas, una propuesta de pacto nacional por la educación y el cierre del modelo territorial, asegurando la "igualdad real entre todos los españoles".

De paso, también criticaron a Podemos por pretender vetar al partido de Albert Rivera, pero para poner paños fríos, su portavoz adjunto José Manuel Villegas dijo que en Ciudadanos "no se pone ninguna condición" que impida a los socialistas que negocien con otras fuerzas políticas.

IU quiere sumarse

Aunque tampoco ven con buenos ojos un acuerdo con Ciudadanos, en Izquierda Unida no quieren perder la oportunidad de formar parte de un gobierno. Su líder Alberto Garzón dijo que "no se pueden cerrar las puertas" a las negociaciones de los socialistas.

En la reunión del Consejo Político, el coordinador federal Cayo Lara dijo que su partido está dispuesto a posibilitar un cambio en el Ejecutivo, pero siempre y cuando tengan en cuenta al paquete de medidas económicas y sociales que IU acercó al PSOE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad