El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izda), y el de la Generalitat, Quim Torra, en julio, en el Palacio de la Moncloa durante su primera reunión

Sánchez prepara otro gesto de distensión con Quim Torra

stop

Fomento anuncia que está estudiando cómo involucrar a la Generalitat "en algún aspecto" que afecte a la gestión del aeropuerto de El Prat

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izda), y el de la Generalitat, Quim Torra, en julio, en el Palacio de la Moncloa durante su primera reunión

Barcelona, 10 de octubre de 2018 (13:59 CET)

Noticia en ampliación

El Gobierno de Pedro Sánchez lanza un nuevo guiño a Quim Torra para tratar de apaciguar los ánimos. Así lo evidenció el ministro de Fomento, Jose Luis Ábalos, que se mostró dispuesto a estudiar cómo hacer posible la participación de la Generalitat de Cataluña en el modelo de gestión del aeropuerto de El Prat.

Durante la sesión de control del Congreso, en una respuesta al diputado del Pdecat, Ferrán Bel, el ministro se comprometió a estudiar cómo "vehiculizar" el papel de la administración catalana. 

El diputado catalán preguntó si el Gobierno está dispuesto a que El Prat se pueda gestionar desde Cataluña como, según dijo, reclama el conjunto de la sociedad catalana desde hace once años.

Ábalos: "Las propuestas originales tienen poco encaje"

El ministro respondió que está dispuesto a escuchar propuestas sobre la gestión del aeropuerto de Barcelona, pero también quiso matizar que “las propuestas originales tienen ya poco encaje” dado el desarrollo que tiene AENA respecto a su participación pública.

Ábalos, no obstante, recordó que AENA es ahora una empresa cotizada, con un 51% de capital público y un 49% privado, por lo que la participación privada es “muy importante” en el desarrollo del proyecto.

Compensaciones a la Generalitat

Durante su intervención ante el pleno del Congreso, Ábalos volvió a admitir el déficit de infraestructuras que tiene Cataluña y recordó que el próximo 15 de octubre se reunirá en Barcelona la subcomisión bilateral de Infraestructuras, que en once años solo se ha reunido una vez.

“Cataluña debe tener un trato justo”, afirmó el titular de Fomento, que apuntó el corredor del Mediterráneo y la mejora de la red de cercanías -Rodalíes-, entre sus prioridades.

También indicó que en la reunión del día 15 se podrán abordar cuantos temas se estimen oportunos, porque “no hay una cuestión previa” y se trata “más bien de ponerse de acuerdo en todos los temas pendientes”.

El diputado del Pdecat agradeció que el Gobierno reconozca el déficit de inversión en Cataluña y dijo que supone un “primer paso” para intentar subsanar la situación.

Batet se suma a los gestos 

En el mismo contexto, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, también quiso destensar la situación. “El 155 no es una solución para todo, no es una solución para nada”, dijo esta mañana en declaraciones a los medios de comunicación.

Batet explicó que la aplicación del 155 “no es una solución para todo, de hecho, no es una solución para nada”, sino una herramienta para “evitar males graves, abrir espacio a la política y hallar soluciones”.

Batet cree que lo que toca ahora, por tanto, es dar espacio a la política con el fin de encontrar remedios para reducir “progresivamente” el alcance de la crisis, la fractura y la tensión social.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad