Sánchez primará el acuerdo con Rivera aunque pacte con Podemos

stop

Iglesias ofrece un acuerdo al PSOE que pasa por una "abstención" de Ciudadanos, algo que los socialistas no entienden porque ya cuentan con el apoyo de sus diputados

Albert Rivera y Pedro Sánchez en una imagen de archivo. | EFE

Barcelona, 31 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Nuevas maneras. La entrevista entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha servido para acercar posiciones, y mantener la puerta abierta ante una posible investidura del líder socialista. El acuerdo se vislumbra, pero ¿qué acuerdo?

Los socialistas han interpretado a su manera el encuentro con el líder de Podemos, y las diferencias se mantienen. Aunque oficialmente Pedro Sánchez se ha alegrado, porque Podemos se podría sumar a un acuerdo a tres, junto a Ciudadanos, la letra pequeña y las conversaciones posteriores entre los dirigentes socialistas indican otra cosa: el PSOE acordó un programa de gobierno con Ciudadanos, y lo mantendrá. Ya tiene el apoyo de sus 40 diputados. Lo que se discute ahora, a juicio del PSOE, es la "abstención o el apoyo" de Podemos, no la abstención de Ciudadanos. Esa es la posición de Sánchez.


La habilidad de Iglesias

Con habilidad, Pablo Iglesias, que ha entendido, tras preparar la entrevista con Iñigo Errejón, que debía abandonar su actitud altiva, ha situado el problema en la sede del partido socialista. La idea de Podemos es la misma desde el primer minuto: un gobierno de coalición, con el PSOE, con el concurso de Compromís y las Mareas, y buscando la abstención, también, de los partidos nacionalistas. Y, claro, con la abstención, por lo menos, de Ciudadanos.

El PSOE tiene clara la hoja de ruta, con la esperanza de que, a medida que pasen los días, todos los partidos implicados acaben pensando que es mejor un acuerdo que unas nuevas elecciones. Esa reflexión será determinante en el caso de Podemos. Pedro Sánchez, tras reunirse con Iglesias, fue claro: "Siempre hemos trabajado para la vía 199". Eso implica sumar los diputados del PSOE, de Ciudadanos y de Podemos. ¿Imposible?


Moción de censura constructiva

Se trata de un juego complicado. Lo que Sánchez e Iglesias evidenciaron este miércoles es que nadie desea pasar como el culpable de la celebración de unas nuevas elecciones. La dificultad de la operación que pretende Sánchez, además, radica en dos cuestiones: el voto de la investidura se puede conseguir, pero, ¿y después?

Sin un programa claro de gobierno, sin el apoyo parlamentario necesario, Sánchez podría ser un presidente que se la jugara cada semana en el Congreso, aunque contaría con una ventaja. En la Constitución española, inspirada en la alemana, las mociones de censura deben ser "constructivas". Eso quiere decir que no basta con derribar a un presidente, sino que, en el mismo pleno del Congreso se obliga a presentar a un candidato alternativo, y eso sería casi imposible con grupos tan dispares como Podemos, el PP o Ciudadanos en la oposición.


El mensaje contundente de Ciudadanos

El tercer actor, que ha pasado de ser la posible gran alternativa al PP a un invitado de piedra ante un frente entre el PSOE y Podemos, quiso enfriar cualquier posible acuerdo. El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, rechazó la pretensión de Podemos. "El señor Iglesias ha vuelto a apostar por un Gobierno a la valenciana. Lo único que sabemos es que quieren estar en un Gobierno de coalición del PSOE con Podemos, y para eso no hace falta que nos reunamos, mensaje recibido y contestación dada, no lo apoyaremos ni por activa ni por pasiva".

Iglesias, sin embargo, seguirá pinchando a Ciudadanos en los próximos días. La idea de Podemos es que si Albert Rivera rechaza "de verdad" un Gobierno de Mariano Rajoy, deberá apoyar o permitir un Ejecutivo de Sánchez con el apoyo de la formación morada.

Los cuatro partidos juegan sus bazas, con la única confianza en el tiempo. Nadie desea repetir las elecciones, salvo el PP, que ya se prepara para ello, porque no tiene otras opciones. Pero, a pesar de eso, nadie tampoco hace nada, por ahora, por impedirlas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad