El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la primera reunión del Consejo de Ministros. EFE

Sánchez sube las pensiones pero se olvida de los funcionarios

stop

El presidente del Gobierno asegura que ha pedido "absoluta independencia" a la fiscal general Dolores Delgado, exministra de Justicia

Madrid, 14 de enero de 2020 (15:13 CET)

Pedro Sánchez ha comparecido este martes después de la reunión del primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo. El presidente del Gobierno ha confirmado la subida de las pensiones; ha valorado el nombramiento de la exministra de Justicia, Dolores Delgado, como nueva fiscal general del Estado y ha anunciado un encuentro con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se producirá "cuanto antes". 

Sánchez ha confirmado la subida de las pensiones conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC), una de las promesas electorales del PSOE para seducir a los alrededor de nueve millones de pensionistas españoles. 

Por tanto, el presidente del Gobierno ha explicado que las retribuciones subirán un 0,9% con efectos desde el pasado 1 de enero, según establece el decreto ley aprobado este martes por el Consejo de Ministros. Para el líder socialista, "no habrá ninguna merma de poder adquisitivo" para los pensionistas ya que recibirán una compensación en un solo pago "antes de abril de 2021" en el caso de que la inflación de 2019 sea mayor que el incremento anunciado. 

En cuanto a otra de las promesas que más caló en el electorado, la subida de los sueldos de los funcionarios públicos, el presidente ha evitado confirmar cuándo aplicará el incremento. 

En cuanto a su cita con el president Torra -al que el Ejecutivo ratificó este lunes como interlocutor en la mesa de negociación con el Govern catalán- el presidente ha señalado que el objetivo es "resituar la crisis catalana en donde nunca debió salir", esto es, "en lo político". 

"Ningún problema" con Torra

Sánchez ha precisado no tener "ningún problema" en reunirse con Torra. Por tanto, el presidente del Gobierno ha señalado que ambos gabinetes están organizando un encuentro, el primero entre ambos desde el conocido Pacto de Pedralbes, celebrado el 20 de diciembre de 2018. 

Sobre la mesa de negociación, una de las promesas con las que el líder socialista se granjeó el apoyo de Esquerra Republicana (ERC) que desbloqueó la investidura del presidente. Al respecto, Sánchez ha insistido en que el propósito de la mesa bilateral entre Gobierno y Govern es "dejar atrás la vía judicial".

En este sentido, el presidente del Gobierno ha asegurado que su equipo está "plenamente legitimado para ejercer el poder democrático" y ha mandado un mensaje a los partidos de la oposición: nada va a paralizar al nuevo Ejecutivo, a pesar de "no tener ni cien días de gracia". A su juicio, no hay nada más progresista que "unir al país" y ha instado a sus ministros a que sean "receptivos" con las propuestas de otras formaciones. 

"Absoluta independencia", la petición a Delgado

Este lunes, el nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado levantó las críticas de la oposición por considerar que no se produce una separación entre el poder Ejecutivo y el Judicial. Sobre esto, Sánchez ha defendido la propuesta por "el impecable currículo" y "su carácter independiente" que, según el presidente, tiene Delgado.

Además, ha reconocido que le ha pedido actuar "con absoluta independencia" del Gobierno y que sea garante del cumplimiento de la ley. Para ello, Sánchez ha hecho alusión al Estatuto del Ministerio Fiscal, señalando que "está más que garantizada no solo la autonomía de la nueva fiscal general, sino de todos y cada uno de los fiscales". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad