Puigdemont rompe relaciones con Santi Vila. En la imagen, el ex consejero saliendo del despacho del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. EFE/Quique García

Santi Vila se derrumba: “Rajoy nos debió ningunear"

stop

El exconsejero de Carles Puigdemont, que defendió el referéndum de autodeterminación, explica que el proceso era una farsa para “negociar” con Rajoy

Economía Digital

Puigdemont rompe relaciones con Santi Vila. En la imagen, el ex consejero saliendo del despacho del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. EFE/Quique García

Madrid, 01 de octubre de 2018 (10:06 CET)

El exconsejero de la Generalitat y examigo personal de Carles Puigdemont, Santi Vila, ha desnudado el proceso independentista al asegurar que el referendum del 1 de octubre de 2017 no iba en serio y que sólo era una estrategia para negociar algunas mejoras de autogobierno con Mariano Rajoy.

Un año después del referéndum fallido convocado por Carles Puigdemont, Santi Vila expresa una visión inédita del proceso en una entrevista con Diario Vasco. Preguntado sobre cuál debió haber sido la actitud de Rajoy frente al planteamiento, Vila es claro. “En lo político llamarnos a negociar, a hablar, como está haciendo el PSOE. En lo práctico, si no quería negociar, nos tenía que haber ninguneado y ya está”.

El exconsejero explica ahora que el gobierno de Puigdemont era consciente de la inviabilidad de su proyecto.

“Estábamos convencidos de que sería una exhibición de fuerza, que sacaría a Rajoy del inmovilismo. Queríamos mostrarle que hay un problema serio. Cuando surge la discrepancia en el bando independentista es en la noche del 1-O. Algunos decimos: ya está, esto no da mas de sí. El Govern debería haber convocado elecciones. Otros empezaron una semana sin hoja de ruta”, explicó Vila.

Al hacer balance del proceso, descarta que la intención del gobierno de Puigdemont fuese provocar la reacción de fuerza por parte del gobierno para dar una imagen al mundo de represión frente a un proceso electoral. Pero al hacer analizar con perspectiva el referéndum frustrado y de la pasada legislatura, el balance es claro. “Es un desastre. Lo llevo con mucha pena y tristeza. Apreciaba mucho a Carles”.

Relación cortada

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha cortado relaciones con su exconsejero de Territorio y amigo personal, Santi Vila, que aumenta las críticas hacia el proceso independentista.

Vila ahora se muestra más alejado que nunca del expresidente catalán y de los políticos catalanes que están siendo procesados, a quienes no considera presos políticos. “Llevo un año sin hablar con él. La última vez que lo hice fue el día de la DUI (declaración unilateral de independencia), el 27-O. Yo ya estaba fuera del Govern desde el día anterior. Le deseé suerte en lo personal pero en lo político ya veíamos las cosas muy distintas”.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad