Telma Ortiz, hermana de la reina Letizia, con su actual pareja, el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar, en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias que se celebró el 18 de octubre del año pasado en el Teatro Campoamor de Oviedo. /EFE/B

La hermana de la reina Letizia se toma un año sabático

stop

Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia, no ha vuelto al trabajo en los centros universitarios ESERP desde que acabó el pasado curso

Josep Maria Casas

Economía Digital

Telma Ortiz, hermana de la reina Letizia, con su actual pareja, el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar, en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias que se celebró el 18 de octubre del año pasado en el Teatro Campoamor de Oviedo. /EFE/B

Barcelona, 17 de mayo de 2020 (04:55 CET)

Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia, se ha tomado un año sabático. Desde que dejó su puesto de directora de relaciones internacionales de ESERP Business & Law School en julio del año pasado, cuando se mudó de Barcelona a Madrid, no ha vuelto a trabajar para esta institución universitaria.

Estaba previsto que Telma Ortiz se incorporase en octubre a un nuevo despacho en la sede madrileña de ESERP, de la calle Costa Rica, en calidad de directora de la obra social de su fundación universitaria. Sin embargo, no se incorporó en octubre, ni en noviembre, ni en … Todavía no ha pisado el que había de ser su nuevo despacho, según confirman compañeras que han trabajado con la hermana de la reina. Una de ellas señala que, al parecer, decidió tomarse “un año sabático”.

Estas fuentes aseguran que Telma puede regresar a ESERP cuando quiera –“¡faltaría más!” – porque se sigue contando con ella para dirigir el área social de la Fundación Universitaria ESERP. Desde este puesto coordinará las becas y ayudas para jóvenes universitarios con escasos recursos económicos.

En estos momentos, los centros de ESERP en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca están cerrados en cumplimiento de las disposiciones del estado de alarma por la pandemia de coronavirus. Las fuentes consultadas señalan que desconocen si, finalmente, la hermana de la reina se incorporará el próximo curso porque no les ha manifestado cuáles son sus intenciones.

Una de sus amigas apunta que tendría una oferta de una gran corporación. Trabajaría en proyectos filantrópicos relacionados con la educación. Sin embargo, ella tampoco le ha confesado cuáles son sus planes de futuro.

Desde que se mudó a Madrid, Telma vive en una casa alquilada en la urbanización La Moraleja, de Alcobendas, junto a su actual compañero, el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar, y los hijos de ambos.

Telma ha pasado de vivir en familia monoparental –cuando residía en Barcelona con su hija Amanda, de 12 años– a ser cinco en casa porque también están los dos hijos de Gavin: Cathai y Flori, de 13 y 12 años. Su madre es Sharon Corr, la violinista de The Corrs.

Fuentes de su entorno relatan que vive en una casa con jardín. “Necesita las plantas tanto como el aire”, señalan. Esta residencia se encuentra muy cerca del colegio inglés al que acuden los hijos de la pareja.

La vuelta al ballet

Antes de decretarse el estado de alarma, tomaba y daba clases de ballet. Asistía a una de las mejores académicas de Madrid y también enseñaba en el centro escolar de los “niños”. Se trataba de una colaboración desinteresada. Exclusivamente dirigida a las alumnas que practican danza. No es la primera vez que la hermana de la reina realiza actuaciones para su círculo de amigos o con fines didácticos. Desde pequeña estudió ballet.

Su pareja, el abogado Robert Gavin Bonnar, tiene una curiosa dimensión pública: de vez en cuando, escribe artículos de opinión en Cinco Días. No pasan desapercibidos por su tono crítico.

El 27 de enero pasado escribió un artículo contra el actual modelo económico:: “Nuestro modelo económico se rompió en 2008. Y la impresión de dinero barato por parte de los bancos centrales no es una solución. Ese dinero no está llegando a los libros de los exprimidos negocios familiares ni a los bolsillos de la gente común. Ese dinero/capital ha sido absorbido solo hacia arriba. Las pequeñas empresas y las personas normales han sufrido los recortes, mientras que la élite corporativa ha seguido alimentando su lujoso tren de vida. Debemos buscar un nuevo modelo. O regresar al original. Volver a La Teoría General. Volver a John Maynard Keynes y valorar el capital y la mano de obra –volver a que garantizar el pleno empleo sea el objetivo de todo esto–; terminar con el monstruo del monetarismo, también conocido como reaganismo, también conocido como thatcherismo, también conocido como auge y caída. Este modelo nos dio un legado vergonzoso de explotación laboral por el libre mercado”.

El nuevo cuñado de Felipe VI tiene sus propias ideas. Y no se las calla.

Hemeroteca

Felipe VI
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad