Telma Ortiz (d), la hermana de la reina Letizia, presencia un partido de tenis del torneo Godó cuando residía en Barcelona. /EFE/Andreu Dalmau

La hermana de la reina Letizia cambia su vida profesional

stop

Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia, empieza a trabajar a mediados de octubre como directora del programa de becas de la Fundación ESERP

Josep Maria Casas

Economía Digital

Telma Ortiz (d), la hermana de la reina Letizia, presencia un partido de tenis del torneo Godó cuando residía en Barcelona. /EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 28 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia, se adapta a su nueva vida madrileña. Todavía no se ha incorporado a su puesto de trabajo en la Fundación Universitaria ESERP. Apura sus últimos días de vacaciones para poner en orden su casa y sus asuntos personales.

Telma empezará a trabajar a mediados de octubre. Dirigirá el departamento de becas de la Fundación Universitaria Eserp. Estará en contacto directo con los alumnos, especialmente con aquellos que necesiten ayuda económica para completar sus estudios.

Los fondos del programa de becas procederán de los centros de ESERP Business & Law School de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca.

Aunque en un principio se planteó la obtención de financiación privada de grandes corporaciones empresariales, el programa de becas que dirige Telma arrancará con fondos propios de ESERP. Fuentes de esta entidad aseguran que la gestión se hará “con luz y taquígrafos”.

La hermana de la reina también se ocupará de la responsabilidad social corporativa y la obra social de sus centros de estudios.

Hasta el pasado julio, Telma ejercía de directora de relaciones internacionales de ESERP desde su sede de Barcelona. Residió durante una década en la capital catalana. Ahora vive en Madrid en compañía de su hija Amanda y de su novio, el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar.

Presión mediática

Los paparazzi van detrás de Telma como perros de presa. Desde hace días, se apostan frente a la escuela de negocios Eserp de la calle Costa Rica de Madrid, donde tendrá su nuevo despacho. Sin embargo, aguardan en balde. No está ni se la espera hasta dentro de unos días.

Desde el pasado abril, los fotógrafos de la prensa del corazón han pillado a la hermana de la reina y a su nueva pareja en diversas ocasiones, pero siempre en Barcelona. Ahora hacen guardia en el centro donde trabajará en Madrid.

A diferencia de cuando trabajaba en el centro de ESERP de Barcelona, con un horario establecido, ahora en la fundación disfrutará de flexibilidad. Eso dificultará la acción de los paparazzi. Además, las instalaciones de la calle Costa Rica ocupan una manzana entera y tienen diversos accesos desde la calle, incluido un parking.

En el entorno de Telma se asegura que busca privacidad, aunque eso es difícil siendo quien es. Y más en Madrid, especialmente cuando serán más frecuentes los contactos con la familia real.

Telma quiere estar más cerca de su familia. De su madre, Paloma Rocasolano, y de su padre, Jesús Ortiz, que pese a su edad, 70 años, todavía sigue en activo en una consultora de comunicación. Incluso mantiene una excelente relación con la compañera de su padre, la periodista Ana Togores.

También estará más cerca de su hermana, la reina Letizia, y de sus sobrinas, las infantas Leonor y Sofía. Según se cuenta en el entorno de Telma, quién más disfruta esta nueva situación familiar es su hija Amanda.

Hemeroteca

Felipe VI
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad