Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, y Josep González, de Pimec. Estas dos patronales catalanas han firmado un preacuerdo para repartirse la representación institucional. /EFE

Tensión en las patronales por un pacto entre Foment y Pimec

stop

La representación de la patronal catalana en las mesas de negociación con los sindicatos genera tensiones en las organizaciones empresariales

Josep Maria Casas

Economía Digital

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, y Josep González, de Pimec. Estas dos patronales catalanas han firmado un preacuerdo para repartirse la representación institucional. /EFE

Barcelona, 17 de septiembre de 2018 (23:38 CET)

El sucesor de Joaquim Gay de Montellà en la presidencia de Foment del Treball se encontrará sobre la mesa un preacuerdo firmado entre Foment y Pimec por el que se reparten a partes iguales la representación de la patronal catalana en las mesas de negociación con los sindicatos.

Este acuerdo se firmó en julio pasado a instancias del consejero de Trabajo de la Generalitat, Chakir El Homrani (ERC), pero se ha conocido ahora. Su contenido provocó este lunes una tormenta en la junta directiva de Fepime –patronal de la pequeña y mediana empresa vinculada a Foment- y en el propio comité ejecutivo de Foment. 

El preacuerdo contempla que Foment y Pimec se repartan a partes iguales la representación institucional. Siguen el modelo de CC.OO y UGT, que también se reparten al 50% la representación sindical. Sin embargo, fuentes de Foment indican que tal distribución les perjudica y deja en el limbo a Fepime, que hasta el momento tenía una representación del 15% en las mesas de negociación.

Fepime, la patronal de la pequeña y mediana empresa que preside María Helena de Fepime, está en pie de guerra, según aseguran fuentes de su junta directiva. Gay de Montellà la sondeó como delfín en Foment, pero De Felipe declinó la oferta. Precisamente, la junta directiva de Fepime brindó este lunes su apoyo a Josep Sánchez Llibre, que ya ha oficializado su candidatura

Fuentes de Foment apuntan que el preacuerdo con Pimec es papel mojado. No lo firman sus presidentes, sino sus secretarios generales, Joan Pujol y Antoni Cañete, respectivamente. Para ser válido, debe ser ratificado por sus órganos de gobierno antes del 15 de diciembre. Además, estas fuentes recuerdan que la representatividad de las patronales y los sindicatos es una competencia estatal, que deriva del Estatuto de los Trabajadores. Por este motivo se pone en duda la mediación del consejero de Trabajo de la Generalitat.

Sánchez pide un informe

Sánchez Llibre ya ha encargado un informe jurídico, según confirman fuentes próximas al candidato. La cuestión de la representatividad patronal ha generado ocho sentencias judiciales. En la última, se instaba a las patronales a alcanzar un acuerdo. No obstante, en Foment preferían que la batuta de las negociaciones con Pimec la llevase el sucesor de Gay de Montellà.

A preguntas de Economía Digital, Pimec declinó aportar su versión sobre el preacuerdo alcanzado con Foment. “Nada que decir por ahora”, indicó un portavoz.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad