Los empresarios exigen a la Generalitat un comisionado que facilite la transición energética

Las patronales catalanas se comprometen a frenar la emergencia climática pero advierten sobre las consecuencias que tendrá para la actividad económica

Los responsables de las patronales catalanas se reúnen para para suscribir un manifiesto sobre la transición energética. Imagen: Pimec

Los empresarios catalanes se han unido en bloque para pedir a la Generalitat más instrumentos para acometer los retos de la transición energética. La Cámara de Barcelona, Foment del Treball, Pimec y el Consell General de Cambres de Catalunya han suscrito un manifiesto conjunto para reclamar la creación de un comisionado que facilite la agenda medioambiental.

El tejido empresarial de la comunidad autónoma ha aprovechado su encuentro conjunto en la Llotja de Mar de Barcelona para comprometerse a llevar a cabo medidas para frenar la emergencia climática, pero ha advertido que necesita un mayor apoyo por parte de las administraciones para evitar que los cambios golpeen a las empresas en los próximos años.

“La hoja de ruta deja inicialmente al margen los efectos, consecuencias y potencialidades para la actividad económica“, reza el manifiesto conjunto suscrito por las cuatro principales organizaciones empresariales de la comunidad autónoma.

Los empresarios catalanes creen que la creación del comisionado jugará un papel clave de cara a liderar de manera transversal todas las políticas de transición energética que afectan a diferentes departamentos de la Generalitat. De hecho, vinculan el éxito de esta estrategia a una actuación conjunta de las administraciones y del sector privado.

“Las políticas macro, forzosamente transversales en todos los ámbitos de gobierno, deben interiorizar las medidas necesarias para hacer frente a estos retos. Pero también a nivel macro, en el ámbito privado y colectivamente, es necesario asumir los costes y necesarias adaptaciones que estas medidas comportarán“, explica el documento.

Entre los retos que han identificado, se encuentran claves como la digitalización de la red de distribución, el impulso de la movilidad sostenible, la reducción del gasto energético en los equipamientos o la planificación urbanística para adaptar las ciudades a las necesidades provocadas por el cambio climático.

Los empresarios piden acceso a los datos de uso de energía

Paralelamente, el conjunto de los empresarios también ha presentado una batería de propuestas para mejorar la gestión medioambiental que incluyen, por ejemplo, que se les permita acceder a los datos de uso de la energía o la gestión de la demanda mediante agregadores, conocidos como ‘smart grids’ (red inteligente).

La creación de más puntos de recarga de vehículos eléctricos en las redes de distribución o obligar a los propietarios de los edificios a mantener un uso energético casi autosuficiente y nulo en emisiones contaminantes son otras de las estrategias que han puesto sobre la mesa con su manifiesto conjunto.

“El conjunto de cambios a aplicar no responde exclusivamente a una lógica económica tradicional ni inmediata, sino a la necesidad de impedir la crisis climática a largo plazo”, han admitido.

Los empresarios también han dado su visto bueno a algunos de los pasos avanzados por la Generalitat, aunque han pedido que se concreten las medidas en un plan de actuación que permita llevar a cabo una “transformación del sistema y del modelo energético de Cataluña” con unos objetivos transparentes e inteligibles.