Josep Sánchez-Llibre oficializa su candidatura para presidir la patronal Foment del Treball. En la imagen, en sus tiempos de diputado de CiU en el Congreso. /EFE/Zipi

Josep Sánchez Llibre promete poner “acento catalán” a la CEOE

stop

Sánchez Llibre oficializa su candidatura para presidir la patronal catalana Foment del Treball y convertirse en vicepresidente de la CEOE

Josep Maria Casas

Economía Digital

Josep Sánchez-Llibre oficializa su candidatura para presidir la patronal Foment del Treball. En la imagen, en sus tiempos de diputado de CiU en el Congreso. /EFE/Zipi

Barcelona, 17 de septiembre de 2018 (19:00 CET)

El comité ejecutivo de Foment del Treball aprobó este lunes el calendario electoral para elegir a su nuevo presidente. Las elecciones serán el 5 de noviembre. Josep Sánchez Llibre aprovechó esta sesión para anunciar oficialmente su candidatura, aunque lleva meses recorriendo el territorio y conversando con los representantes de los diversos sectores empresariales.

En un comunicado, Sánchez Llibre indica que está en condiciones de “representar la voz del empresariado catalán”. Indica que encabezará una candidatura “transversal” para la presidencia de Foment en la que tendrán cabida todas las sensibilidades. Contará con representantes de todos los sectores industriales, así como de los servicios y de la economía 4.0.

Sánchez Llibre asegura que liderará una candidatura que “pondrá acento catalán a la voz de la CEOE”. Como presidente de la patronal catalana Foment, ocupará una de las vicepresidencias de la gran patronal española. En la actualidad, ya se ocupa de las relaciones de la CEOE con las Cortes españoles. Precisamente, esta trayectoria avala su candidatura.

Durante los meses en que ha contactado con los sectores empresariales catalanes, Sánchez Llibre ha contado con el apoyo de Joan Rosell, actual presidente de la CEOE, pero no con el de Joaquim Gay de Montellà, que no se presenta a la reelección en Foment al haber cumplido el máximo de dos mandatos.

La CEOE ha convocado sus elecciones a la presidencia para relevar a Joan Rosell el 21 de noviembre, dos semanas después de las catalanas. Antonio Garamendi ya ha oficializado su candidatura.

Gay de Montellà se queda sin alternativas

Gay de Montellà buscó infructuosamente un sucesor que liderase una candidatura alternativa a la de Sánchez Llibre. Lo intentó con Carles Tusquets, que ahora aspira a la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona, y también con Pedro Fontana, pero le dieron calabazas. También lo intentó con algunos de los vicepresidentes de Foment, pero ninguno recogió el guante.

Nadie espera que a Sánchez Llibre le surja un rival. Según los estatutos de Foment, no es necesario efectuar elecciones si se presenta un único candidato, pero Sánchez Llibre prefiere proclamarse presidente después de una votación. Aunque sea el único candidato, se pondrá la urna.

El nuevo presidente se encontrará sobre la mesa un preacuerdo firmado en julio pasado entre Foment del Treball y la patronal de la pequeña y mediana empresa catalana Pimec para repartirse la representación en las mesas de negociación. El preacuerdo está firmado por los secretarios generales de las dos patronales, Joan Pujol y Antoni Cañete, respectivamente.

La existencia de este preacuerdo ha generado desazón en la actual junta directiva de Foment. Fuentes internas aseguran que nadie, a excepción de Gay de Montellà y su secretario general, sabían nada de este pacto.

Fuentes conocedoras del documento indican que Foment y Pimec acordaron repartirse la representación institucional a partes iguales. Cada patronal ostentará el 50% en las mesas de negociación con los sindicatos. De ratificarse el acuerdo, Fepime quedaría fuera de las mesas. Esta última patronal está vinculada a Foment y la preside María Helena de Felipe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad