Tomás Gómez cree que aún es candidato y secretario general del PSOE en Madrid

stop

CISMA EN EL SENO DEL PARTIDO SOCIALISTA

Tomás Gómez, líder del Partido Socialista de Madrid.

en Madrid, 12 de febrero de 2015 (09:07 CET)

Cisma sin precedentes. El hasta ahora líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, presentará este jueves un recurso ante la Comisión de Ética y Garantías del partido en contra de la resolución de Ferraz de disolver todos los órganos de dirección del PSM. Mientras el recurso no se resuelva, el político se considerda "candidato y secretario general".

En declaraciones a la Ser, Gómez manifestó que no tiene "muy clara" su situación actual pero que este jueves, tras acudir a varios platós de televisiones, irá a su despacho a seguir trabajando como secretario general.

La conversación con Sánchez

Gómez reveló cómo fue la llamada de Pedro Sánchez, el secretario general del partido, en la que le anunció la decisión de relevarlo.

El ex candidato explicó que estaba preparando con su equipo un encuentro con los medios de comunicación y voluntarios en el que iba a hablar de la admisión a trámite de un recurso presentado en la Audiencia Nacional a favor de los enfermos de Hepatitis C, cuando vio la noticia en teletipos y medios digitales.

"Paso atrás"

En la conversación, según Tomás Gómez, Pedro Sánchez le dijo que tenía que dar un "paso atrás" por la "descomposición orgánica" que sufre, en su opinión, el PSM. "¿Cómo?", le respondió el socialista madrileño a su secretario general no entendiendo lo que quería decir. Y es que Gómez asegura que no recuerda un "momento de mayor cohesión y ganas" y con "mayor probabilidad de que la derecha caiga en Madrid" y el PSOE pueda "gobernar para el progreso".

"Voy a tomar decisiones como secretario general", respondió Sánchez, según la versión del madrileño, que le respondió: "No voy a dar un paso atrás ni voy a dimitir". Las razones, precisó, son que en el PSM llevan "muchos años luchando contra la derecha, contra la privatización de la sanidad, contra los recortes en educación, por la transparencia en las instituciones" y ha sido "muy duro" porque el PP en Madrid "es una maquinaria pesada, con mucho poder e influencia política, mediática y económica y no parece razonable tirar eso por la ventana".

Sánchez, incrédulo

Tomás Gómez remarcó que él no estaba convocado en ningún sitio esta mañana, en contra de lo que apuntan en Ferraz, y que tenía conocimiento "cero" de lo que pensaba hacer la dirección federal. De hecho, explicó que cuando se ha enterado de la noticia, le parecía "tan increíble" que esperaba una llamada para desmentirla porque pensaba que era un "error".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad