Tomás Gómez: "Pedro Sánchez será responsable de lo que le pase al PSOE en las elecciones"

stop

CISMA EN EL PSOE

Protestas en el vestíbulo de Ferraz por la destitución de Tomás Gómez

desde Madrid, 11 de febrero de 2015 (14:25 CET)

El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, no se va del partido. Al menos, no por las buenas. El hasta ahora líder del PSM, fulminado por la dirección federal este miércoles, ha acusado al secretario general, Pedro Sánchez, de desgastar a la formación madrileña con el único propósito de fortalecer su "debilitada posición interna".

Gómez, que se enfrentó a José Luis Rodríguez Zapatero cuando cuestionó su liderazgo político, está dispuesto a llevar hasta las últimas consecuencias el ataque de Sánchez. Incluida la vía judicial.

El terremoto político podría ocasionar consecuencias insospechadas en el PSOE, que sufre evidentes signos de desgaste por el meteórico ascenso de Podemos. Y el propio Gómez ha augurado una hecatombe. "Sánchez ha generado una enorme crisis política en el momento más inoportuno. Él será el responsable de lo que le pase al PSOE en las elecciones", declaró.

Sánchez, 'El País' y el carro de la derecha

Tal como habían asegurado los integrantes del círculo más próximo a Gómez, la operación política por los sobrecostes del tranvía de Parla ha sido orquestada por el PP, una estrategia a la que -–aseguran-- se ha sumado el diario El País y el propio Pedro Sánchez, que curiosamente fue apoyado por Gómez en su candidatura.

La formación asegura que se trata de un montaje y que el proyecto del tranvía no fue adjudicado por el ayuntamiento, sino por el Consorcio de Transportes, presidido en ese momento por María Dolores de Cospedal.

Sobre Ángel Gabilondo, que se perfila como el candidato madrileño designado por la cúpula de Ferraz, Gómez fue claro: "No sé si será más manipulable, pero yo soy insobornable", ha declarado rodeado de militantes, que señalan a Gabilondo como un candidato impuesto.

Arropado por los militantes, entre ellos el candidato al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Carmona, los socialistas madrileños han calificado la decisión de Sánchez de autoritaria y han asegurado que la junta gestora es ilegítima.

Se han mostrado unidos, al menos en el escenario. Y prometen que la sangría continuará. "Esto no ha acabado. Apenas ha comenzado", remató Gómez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad