El ex conseller de la Presidencia y mano derecha de Artur Mas, Francesc Homs

Torra rescata a la mano derecha de Mas y a un ex conseller de Puigdemont

stop

La Generalitat nombra a Francesc Homs y a Carles Mundó como expertos de la comisión jurídica-asesora (equivalente al consejo de estado a nivel autonómico)

Barcelona, 31 de julio de 2018 (13:59 CET)

El gobierno que preside Quim Torra ha aprobado este martes el nombramiento de los ex consellers Quico Homs (Pdecat) y Carles Mundó (ERC) como miembros de la comisión jurídica-asesora, un organismo que cumple funciones semejantes a la del consejo de estado a nivel nacional.

Homs fue el principal hombre de confianza de Artur Mas durante sus años de gobierno, donde cumplió las funciones de portavoz y de conseller de la Presidència. Homs abandonó la Generalitat para convertirse en candidato del Pdecat a las elecciones generales de 2015 y 2016, y fue portavoz del grupo soberanista en el Congreso.

El dirigente tuvo que abandonar su acta de parlamentario en marzo de 2017, cuando el Tribunal Supremo le inhabilitó para ejercer un cargo público durante 13 meses. El alto tribunal lo condenó por desobediencia al desoír las órdenes del Tribunal Constitucional de paralizar la organización de la consulta del 9-N de 2014. 

Desde entonces, Homs se ha dedicado a trabajos de asesoría. Fue contratado en La Xarxa —el medio audiovisual que depende de la Diputación de Barcelona— como asesor y también se involucró en las defensas de los dirigentes soberanistas tras el 1 de octubre.

El ex conseller de Puigdemont

Carles Mundó, por su parte, fue conseller de Justicia durante el gobierno de Carles Puigdemont. Mundó, un hombre de ERC de la confianza de Oriol Junqueras, fue protagonista de la última campaña autonómica de los republicanos, sobresaliendo incluso por encima de Marta Rovira.

El dirigente de ERC compartió celda durante un tiempo con Junqueras y acabó renunciando a su acta de diputado para no empeorar su situación procesal. Su paso atrás supuso un fuerte revés para Esquerra, que tenía en este hombre de confianza de Junqueras uno de sus mejores activos políticos.

Mundó fue número 5 por Barcelona y se puso a los mandos de la campaña de ERC después de su salida de prisión. Estaba llamado a tener un papel protagonista en esta legislatura, pero acabará teniéndolo entre bambalinas.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad