El presidente Quim Toora (d) con el consejero Chakir El Homrani a principios de abri en un acto contra el racismo. /EFE/Alejandro García

Torra premia con más ayudas a los sindicatos cómplices con el 'procés'

stop

La Consejería de Trabajo de la Generalitat incrementó el año pasado las subvenciones a CCOO y UGT en más de un 20%

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente Quim Toora (d) con el consejero Chakir El Homrani a principios de abri en un acto contra el racismo. /EFE/Alejandro García

24 de abril de 2019 (04:55 CET)

El gobierno de Quim Torra premió el año pasado a las dos grandes centrales sindicales, CCOO y UGT, con un incremento de las subvenciones superior al 20% en relación con el importe que percibieron en el ejercicio anterior. Casualidad o no, los secretarios generales de estos dos sindicatos, Javier Pacheco y Camil Ros, respectivamente, siempre se han mostrado condescendientes con el ‘procés’ independentista.

La Consejería de Trabajo que encabeza Chakir El Homrani (ERC) concedió el año pasado 1,77 millones de euros en subvenciones a CCOO, unos 400.000 euros más que un año antes, que suponen un incremento del 22,75%. UGT recibió 1,62 millones, 350.000 euros más, que equivalen a un aumento del 21,60%, según los datos publicados en el Diario Oficial de la Generalitat.

En comparación, las dos grandes patronales catalanas, Foment del Treball y Pimec, se quedaron como estaban. Foment y su patronal asociada Fepime ingresaron en 2018 cerca de 1,28 millones de euros en subvenciones, exactamente el mismo importe que un año antes. Pimec rozó el millón de euros, unos 18.500 euros más que en 2017, que suponen un aumento de solo el 1,85%.

El gobierno de Quim Torra se mostró en su primer año de mandato más generoso con los sindicatos que el de Carles Puigdemont en su último ejercicio antes de ser destituido en aplicación del artículo 155.

Subvenciones sin concurrencia pública

El grueso de las subvenciones que recibieron los grandes sindicatos y patronales catalanes se concedieron en concepto de “participación institucional” por su actividad en las mesas de negociación. Este tipo de subvenciones son directas y quedan fuera de los procesos de concurrencia pública.

En concepto de participación institucional, CCOO obtuvo el año pasado 1,34 millones de euros y UGT, 1,24 millones, importes muy similares a los de un año antes. Sin embargo, ambas centrales incrementaron notablemente las ayudas públicas procedentes de la Consejería de Trabajo por acciones sindicales y por programas para avanzar en la igualdad de género.

Por lo que concierte a la participación institucional de las patronales, Foment del Treball (presida hasta octubre por Joaquim Gay de Montellà y luego por Josep Sánchez Llibre) y Pimec (liderada por Josep González) percibieron el año pasado exactamente el mismo importe: cerca de 920.000 euros cada una. Fepime, la patronal asociada a Foment que preside María Helena de Felipe, se quedó en 360.000 euros.

El sindicato independentista Intersindical-CSC entró el año pasado en la pedrea de subvenciones de la Consejería de Trabajo aunque con tan solo 4.358 euros. El motivo es su actuación en el ámbito de la negociación colectiva. Este sindicato convocó la huelga general del pasado febrero en Cataluña para protestar por el juicio del ‘procés’.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad