Trump la lía con sus comentarios machistas

stop

La difusión de un vídeo en el que Donald Trump describe cómo puede abusar de las mujeres sacude su candidatura. El republicano salió a pedir disculpas, y de paso recordó los escándalos sexuales de Bill Clinton

Donald Trump en la convención donde fue elegido candidato republicano. / EFE

Barcelona, 08 de octubre de 2016 (12:58 CET)

La campaña presidencial de Estados Unidos está tomando tintes cada vez más surrealistas. El último capítulo fue la difusión de un vídeo con una conversación privada de Donald Trump, en la que describe cómo desde una posición de poder puede abusar de las mujeres.

La grabación fue obtenida por The Washington Post, y su registro es de 2005. Pertenece a una conversación que el millonario mantuvo con el presentador Billy Bush, en la que decía cosas como "Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo".

El diálogo se produjo dentro de un autobús, mientras Trump y Billy Bush iban a grabar en el programa "Hollywood Access". Ni bien llegan a los estudios, Trump bromea con Bush sobre una presentadora que les está esperando fuera del autobús: "Tu chica está muy buena (...). Me voy tomar un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ser que me ponga a besarla".

Y en un momento previo, Trump narra su odisea con una mujer casada con la que intentó acostarse aunque ella lo rechazó: "Me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada".

Críticas de demócratas y republicanos

Por supuesto, el escándalo quedó en bandeja para su oponente Hillary Clinton. La demócrata calificó al registro como "un horror", y aprovechó para pedir los votos de los estadounidenses para impedir que Trump llegue a la Casa Blanca.

 

Pero también desde las filas republicanas comenzaron a llover los palos contra Trump. Por ejemplo, Jeb Bush, gobernador de Florida y hermano del ex presidente, dijo que no hay perdón que valga para los dichos del candidato republicano.


Disculpas poco convincentes

El escándalo obligó a Trump a cancelar una aparición en Wisconsin junto al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan. "Estoy indignado por lo que he escuchado hoy. A las mujeres se las tiene que defender y respetar, no menospreciar", apuntó Ryan.

Trump busca la forma de tapar el desaguisado que implicó la difusión de la grabación. En un vídeo colgado en Twitter, dijo "he dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y esas palabras grabadas hace una década atrás, son una de ellas".

Y aprovechó para contraatacar a la candidata demócrata y al ex presidente Bill Clinton. "Dije cosas estúpidas, pero hay una gran diferencia entre las palabras y los actos. Bill Clinton ha abusado sexualmente de mujeres, y Hillary ha acosado, atacado, avergonzado e intimidado a sus víctimas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad