Trump sigue vivo pese a la derrota en el debate con Clinton

stop

Economía Digital organiza un debate sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que condicionan las relaciones políticas y comerciales con la Unión Europea

Donald Trump y Hillary Clinton / EFE

Barcelona, 28 de septiembre de 2016 (14:29 CET)

Donald Trump sigue vivo, con posibilidades reales de ser el nuevo presidente de Estados Unidos, pese a verse derrotado en el debate televisivo que protagonizó con Hillary Clinton. Quedan otros dos debates, el 9 y el 19 de octubre, y los expertos consideran que el problema para la candidata demócrata es que para millones de norteamericanos la figura de Trump comienza a normalizarse, sin preocuparse por sus excesos verbales o por vanagloriarse de los pocos impuestos que paga.

Todos los sondeos ofrecen una victoria a Clinton, pero no hunden a Trump, por lo que afrontará la recta final de la campaña con opciones. En gran medida se debe a la región industrial del Medio Oeste, que puede ser determinante. En todos esos estados se ha producido una pérdida de empleos que perjudican a la clase trabajadora blanca, que ha visto en Trump a un candidato sin complejos, que representa una especie de héroe anti-establishment.

Economía Digital, siguiendo su voluntad de animar el debate y ofrecer claves de las cuestiones que afectan a Cataluña, al resto de España y Europa, ha organizado para este jueves un encuentro, con la colaboración del Instituto de Estudios Norteamericanos.
elecciones EEUU

Analistas internacionales

Participarán, para analizar las elecciones presidenciales en Estados Unidos desde diferentes ángulos, Ramon Rovira, ex corresponsal en Washington en Estados Unidos, --director de Comunicación y Relaciones Institucionales del Banc Sabadell-- y que acaba de publicar el libro Gracias, Estados Unidos, (Plataforma Actual), en el que describe las luces y sombras del gigante económico, y explica su experiencia profesional.

Junto a él, explicará las relaciones comerciales y el estado de las exportaciones de las empresas catalanas y españolas el director de Internacional de Foment del Treball, David Tornos. También ofrecerá su visión sobre la política exterior norteamericana el veterano periodista de La Vanguardia y ex corresponsal en Washington, Lluís Foix. Y moderará el debate el director de Economía Digital, Manel Manchón.


Menos comercio mundial

Lo que está en juego, además de los intereses propios de Estados Unidos, es el desarrollo del propio sistema democrático. Trump, un multimillonario, que se jacta de encontrar todas las grietas para no pagar impuestos, y que ha lanzado insultos hacia aquellos que no comparten sus tesis, incluidas las minorías étnicas, puede ser presidente, y eso plantea un debate sobre los populismos, que han triunfado en países que han sido la cuna de la democracia, como el Reino Unido, donde ganaron los partidarios del brexit.

Delante de Trump se presenta una candidata de larga trayectoria, y eso, ahora mismo, es un problema, porque se castiga al político profesional que se acomoda y defiende el establishment. Eso es lo que se dirime, al margen de las políticas concretas que defiende cada uno.

Como telón de fondo se sitúa la pretensión de activar o paralizar el comercio mundial, un peligro que acecha a todos los países, como ha dado cuenta la OMC, al alertar de que el comercio está en su punto más bajo en 15 años. Trump se muestra claramente proteccionista. El TTIP, el acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea está herido de muerte, aunque también se debe a la oposición que ha generado en el seno de muchos países europeos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad