Título de la imagen

Un bar musical con reservados para sexo entre boutiques de lujo

stop

Barcelona da luz verde en el paseo de Gracia a un local con licencia de 'bar musical con reservados para la prestación de servicios sexuales'. Es el nuevo prostíbulo legal

Barcelona, 28 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

En el paseo de Gracia de Barcelona han puesto su pica grandes firmas del lujo como Loewe, Cartier, Louis Vuitton, Tiffany's, Chanel, el hotel Mandarin… y pronto lo hará un prostíbulo. En realidad, reabrirá un viejo night club, el New Balis, pero remozado, con una apuesta por el glamour y el sexo de lujo.  

Detrás de esta aventura se encuentra un grupo empresarial que explota otras conocidas casas de lenocinio barcelonesas como La vie en rose, de la calle Rector Ubach, o La perla negra, de la calle Entença.

Todos estos establecimientos, incluido el New Balis, cuentan con licencias de actividad de "bar musical con reservados para la prestación de servicios sexuales". Bajo este epígrafe operan los lupanares barceloneses legales. Los ilegales, que son mayoría, aprovechan licencias de salas de fiesta, bares o, sencillamente, no tienen ninguna.

Fuentes del sector explican que el "grupo de La vie en rose" se ha hecho con el traspaso del local y con la licencia de actividad de New Balis. No ha trascendido el importe de la operación.

Nuevo enfoque al negocio

El New Balis llevaba años de capa caída. Primero fue una sauna y, posteriormente, un night club con un espectáculo de table dance. Los actuales gestores se proponen remodelar sus dos plantas y dar un nuevo enfoque al negocio. Las obras ya se han iniciado.

Según se explica, continuará siendo un lupanar discreto, casi camuflado, aunque se encuentre a pie de calle. Está situado en el número 123 del paseo de Gracia, en el tramo de los Jardinets. Los nuevos gestores no han contestado las peticiones de este medio para explicar su proyecto.

El grupo de La vie en rose lidera la "ALP", tal como llaman a la asociación de empresarios de locales donde se ejerce la prostitución. Todos sus socios son propietarios de establecimientos con la licencia de "bar musical con reservados para la prestación de servicios sexuales".

Bares musicales "con reservados"

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona informan de que en la ciudad hay 56 locales que operan con esta misma licencia de actividad. De estos, 24 están en el distrito del Eixample; 13, en Sarrià-Sant Gervasi; nueve, en les Corts; tres, en Sants, y otros tres, en Horta.

El resto de distritos tiene tan sólo un establecimiento con este tipo de licencia, excepto Ciutat Vella, que no cuenta con ninguno pese a ser donde hay más prostitución.

Un empresario del sector indica que las autoridades, empezando por la alcaldesa Ada Colau, permiten que los locales ilegales trabajen "a sus anchas" mientras están penalizando a los legales, que operan con licencia y que están sujetos a controles administrativos y policiales. 

Estas fuentes apuntan que en Barcelona existen más de 200 prostíbulos, en su gran mayoría en pisos y sin licencia de ningún tipo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad