Un concejal madrileño deja sin siglas al partido de Artur Mas

stop

Si no consiguen inscribir PDC, los convergentes podrían adoptar PDCat, que está registrada por dirigentes de Reagrupament próximos a Joan Carretero

Artur Mas, expresidente de Cataluña. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 30 de agosto de 2016 (01:00 CET)

"Nadie me ha pedido poder utilizar las siglas PDC, que son las del Partido Demócrata de Colmenar de la Oreja y, si alguien me lo pide, le diré que no, que de ninguna manera". Así de claro lo advierte Antonio Ortiz Onteniente, presidente, fundador y, en estos momentos, el único concejal del PDC en Colmenar de la Oreja, una localidad de 8.400 habitantes de la comarca de Las Vegas, situada a unos 50 kilómetros de Madrid.  

El Ministerio del Interior se ha negado a inscribir en el registro de formaciones políticas el Partit Demòcrata Català, por múltiples coincidencias con el nombre, así como sus siglas PDC porque están registradas, des del año 1998, por el Partido Demócrata de Colmenar de la Oreja. Así consta en una comunicación que el Ministerio del Interior envió al nuevo partido de Artur Mas el pasado julio.  

No está dispuesto a renunciar, ni a ceder ni a compartir las siglas  

En declaraciones a Economía Digital, Antonio Ortiz advierte que no está dispuesto a hacer ningún favor al partido de Artur Mas, ya sea renunciar, ceder o compartir las mismas siglas. De ninguna manera. Ortiz insiste en que el Ministerio del Interior debe impedir que los convergentes utilicen PDC y les recomienda que se busquen otras siglas.  

Antonio Ortiz tiene fama de poseer un carácter indomable. En realidad, la política municipal de Colmenar de la Oreja gira alrededor del PDC y de su presidente. En las municipales del año pasado, el partido de Antonio Ortiz consiguió tres concejales, que fueron suficientes para apartar al PP de la alcaldía (cuando era la formación más votada) y entregársela al socialista Víctor Manuel Díaz. En enero, rompía con el PSOE y dos de los tres concejales del PDC se pasaban al grupo mixto para seguir prestando apoyo al alcalde socialista.  

Apoyará la moción de cesura para devolver la alcaldía al PP  

En estos momentos, Antonio Ortiz es el único concejal del PDC y tiene la llave de la gobernabilidad municipal. En el consistorio se registra un doble empate a seis concejales entre los partidarios del socialista Víctor Manuel Díaz y el PP. Antonio Ortiz revela a Economía Digital que se está preparando una moción de censura que contará con su voto a favor: "No me han dejado otra alternativa", asegura.  

Antonio Ortiz argumenta que el alcalde socialista ha incumplido los pactos firmados al inicio de mandato y que ha optado por apoyar a los populares, pese a que mantuvo con ellos un agrio enfrentamiento durante las anteriores legislaturas. Ortiz se define a si mismo y al PDC como centrista: "ni para la derecha, ni para la izquierda, no me muevo del centro".  

El partido de Artur Mas presentó un pliego de alegaciones a mediados de este agosto ante el Ministerio del Interior para que se registrase el Patit Demòcrata Català. Fuentes de esta formación mantienen que "no tiene ningún sentido" que todavía no se haya inscrito en el Registro de Partidos Políticos, aunque reconocen que pueden tener más problemas con las siglas que con el nombre.  

Los convergentes tienen en la recámara RCat, propiedad de Reagrupament  

Si el Ministerio del Interior acaba rechazando la posibilidad que los convergentes puedan utilizar PDC, las fuentes consultadas indican que podrían adoptar la denominación PDCat. No obstante, estás siglas también tienen dueño. Corresponden a Pàtria i Dignitat (Patria y Dignidad), que fue registrada en 2010 por tres dirigentes de Reagrupament, la formación del ex consejero Joan Carretero, que ahora está integrada al Partit Demòcrata Català.  

Según consta en el Registro de Partidos, las personas que inscribieron Pàtria i Dignidad y las siglas PDCat son el abogado Roger Granados, representante legal de Reagrupament; Sandra Lomas, ex dirigente del partido; y Rut Carandell, ex alto cargo de la Generalitat en tiempos del consejero Joan Carretero y, hasta el pasado junio, miembro de la ejecutiva de Convergència (CDC) en representación de Reagrupament.  

En declaraciones a Economía Digital, Rut Carandell asegura que, "evidentemente", están dispuestos a hablar para cederles las siglas, pero recuerda que, con motivo del congreso fundacional del Partit Demòcrata Català, ya les ofrecieron la posibilidad de adoptar diversos nombres inscritos por Reagrupament. Entonces, no le s hicieron ningún caso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad