Los estudios de TV3, en Sant Joan Despí. /TVC
stop

El jefe de informativos de TV3 relega la responsabilidad de usar expresiones "partidistas" al libre albedrío de los periodistas

29 de marzo de 2019 (21:00 CET)

Las direcciones de TV3 y Catalunya Ràdio dejarán de utilizar expresiones como “presos políticos”, “exilio” o “juicio de la represión”. De esta manera darán cumplimiento a la resolución de la Junta Electoral Provincial de Barcelona, que las considera partidistas e inadecuadas para un medio público en período de elecciones, ya que vulnera el principios de "neutralidad normativa”.

Sin embargo, hay en TV3 quien ha decidido polemizar con el asunto. El responsable de informativos de TV3, David Bassa, rebatió la decisión de la junta y alegó que el empleo de esas expresiones es fruto de "un debate periodístico" que incluyó no solo al servicio de informativos de TV3, sino también a varias instituciones de profesionales, entre las que figuran el Colegio de Abogados de Barcelona, el Colegio de Periodistas de Cataluña o el Consejo del Audiovisual en Cataluña, entre otros varios.

Bassa asegura que el uso de la palabra “exilio” se justifica a partir de la definición académica, que coincide con la situación de los líderes independentistas de marchar del país por motivos políticos. Acredita este argumento a partir de las expresiones que emplean medios internacionales como la BBC, The New York Times, Libération o Le Monde para referirse a la situación, por ejemplo, de Carles Puigdemont.

TV3 acepta "presos políticos" por que no quiere "vetar" ninguna interpretación

Respecto a “presos políticos”, el jefe de informativos de TV3 dio un salto hacia la controversia, ya que priorizó la definición que han dado “algunos juristas” frente a la de “otros”. En su búsqueda por una autoridad más convincente, Bassa se ha fijado en lo que dice el Consejo de Europa (2012), que tampoco se ha puesto de acuerdo en una definición.

 De los cinco puntos que deberían concretar qué significa ser un "preso político", dos siguen bajo discusión permanente. La primera debate si la duración de la detención o las condiciones en la que se encuentra el preso sean claramente desproporcionadas, y la segunda, cuando el preso, “por motivos políticos, ha sido detenido de manera discriminatoria comparad acon otras personas”. Por el momento, solo cabe la interpretación.

Entonces, ¿es adecuado decir “presos políticos”? Debe plantearse aquí cuáles son los cargos de los que se acusa a los líderes independentistas. Los organismos jurídicos de Bélgica, Alemania, Suiza y Escocia no creen que se haya cometido sedición y rebelión, mientras que otras entidades jurídicas creen que el delito de rebelión no es suficiente para recibir penas de cárcel.

Ante este interrogante, explica Bassa, TV3 decidió no vetar ninguna expresión y remarca que ha sido responsabilidad de cada periodista utilizar las palabras que ha considerado más indicadas. Una libertad que, lamenta el cabeza de informativos, “ha coartado la Junta Electoral”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad