Agentes de los Mossos d’Esquadra en una calle de Barcelona. /EFE

Un juez cita a declarar a mossos por supuesto fraude en sus elecciones

stop

El sindicato policial catalán USPAC acusará a cargos de la Consejería de Interior de la Generalitat de incumplir una resolución judicial

Barcelona, 01 de abril de 2019 (04:55 CET)

Un juez de Tarragona está citando a declarar a agentes de los Mossos d’Esquadra en calidad de testigos por las presuntas irregularidades que se han denunciado en sus elecciones sindicales. De momento, hay cinco investigados.

Los Mossos d’Esquadra deben velar por el cumplimiento de la ley. Sin embargo, incluso sus elecciones sindicales están bajo sospecha. Tres semanas después de la votación interna del pasado 11 de marzo, en la que participó el 50,1% de los 15.237 agentes de la escala básica de la policía catalana, todavía no se ha levantado el acta definitiva del escrutinio.

El sindicato policial USPAC prepara una ampliación de querella por la que acusarán a cargos del departamento de Interior de la Generalitat que encabeza el consejero Miquel Buch (Pdecat). Consideran que no se acatan las resoluciones judiciales.

Fuentes del sindicato indican que la mesa electoral coordinadora (formada por tres agentes) asesorada por cargos de la Consejería de Interior han dejado en suspenso el proceso electoral. Estas fuentes insisten en que, al paralizarlo, incumplen las resoluciones judiciales: mediante dos interlocutorias, el juez ordenó que no se contabilizase el voto por correo por presuntas irregularidades, pero validó el voto presencial y animó a tirar adelante el proceso.

Repetición de las elecciones

USPAC mantiene que, en cumplimiento de las resoluciones del juez, la mesa electoral coordinadora debe proclamar los resultados del voto presencial y designar a los representantes sindicales en el consejo de policía. La actual composición de este consejo deriva de unas elecciones sindicales, realizadas en 2015, que fueron anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). En realidad, las elecciones del pasado 11 de marzo eran la repetición de las de hace cuatro años. Como paso con aquellos comicios, ahora se han repetido las denuncias por juego sucio.

Antes de las elecciones de marzo, USPAC denunció irregularidades en la emisión del voto por correo. La denuncia se presentó en Tarragona por ser el lugar donde se detectaron las primeros casos. Sin embargo, el juzgado de instrucción número 2 de esta ciudad extendió posteriormente la investigación a todas las comisarias de Cataluña.

En la denuncia se deja constancia de que, antes de que la Generalitat publicase la convocatoria de elecciones, ya se había recogido un millar de votos por correo. En total, se realizaron más de 4.625 votos por correo.

El computo del voto presencial, que el juez da por válido, supuso un vuelvo en la actual correlación de fuerzas sindicales. Se impuso USPAC. Fuentes de este sindicato indican que la Consejería de Interior intenta alargar al máximo la renovación del consejo para evitar que tomen las riendas sus “críticos”.

Diversos mossos desfilaron a finales de marzo por el juzgado en calidad de testigos. Las declaraciones continuarán a partir del 8 de abril. USPAC ultima una ampliación de las acusaciones para incluir a cargos de la Consejería e Interior porque entienden que hacen caso omiso a las resoluciones de juez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad