Una entidad subvencionada por Mas sostiene que 'El Quijote', 'El Lazarillo' y 'La Celestina' se escribieron en catalán

stop

Tras un "estudio metódico"

Cervantes, quien según Bilbeny, era Servet.

en Barcelona, 11 de agosto de 2015 (12:59 CET)

El Institut Nova Història, una entidad subvencionada por la Generalitat, defiende que grandes personajes como Cristóbal Colon, Santa Teresa de Ávila, Erasmo de Rotherdam o Miguel de Cervantes eran catalanes, aunque tradicionalmente se le haya atribuido origen genovés, abulense, roterdamés o castellano.

Ahora, esta entidad cultural ha ahondado en sus investigaciones y ha descubierto que La Celestina, El Quijote y El Lazarillo de Tormes así como algunas obras de Lope de Vega fueron escritos en catalán. El Institut ha expuesto sus conclusiones en la primera jornada de la Universitat Nova Història, que se celebró en Monblanc la semana pasada.

"Los castellanos eran analfabetos"

El director de investigaciones del Institut, Jordi Bilbeny, razona que "en el siglo XVI la gran lengua de prestigio internacional era el catalán". Y añade que "el 97% de los castellanos eran en esa época analfabetos, ya que en Castilla nadie estudiaba y los pocos que lo hacían usaban el latín".

En una entrevista concedida al programa El sol sale por el oeste de Radio Extremadura, Bilbeny recuerda que "por el contrario, en Cataluña la mayoría de la población estudiaba, leía, hacía libros de cuentas, cartas de navegación y cartografía". "En Cataluña, había una cultura burguesa, que no existía en Castilla", subraya.

"La Inquisición recurrió a la censura de Estado"

¿Por qué se ha creído entonces que esas grandes obras del Siglo de Oro fueron escritas en español? Por la Inquisición. "La Inquisición jugó un papel en la desaparición de estos textos. Fue censura de Estado. Los secuestró y los tradujo al castellano", relata Bilbeny tras la realización de "un estudio metódico".

"Cervantes ya lo dice en El Quijote. Asegura que 'ya no es padre, sino padrastro, porque nos han prohibido la lengua, pero no la pluma'.", añade este historiador y recuerda que la edición de Barcelona de El Quijote "ha desaparecido.             

"Cervantes era valenciano y se llamaba Servet"

Bilbeny, que ha recibido diversos premios de la Generalitat, está convencido de que Miguel de Cervantes era en realidad un valenciano llamado Miquel Servet. Tampoco le cabe duda de que El Lazarillo de Tormes trascurre en Valencia y surgió de la pluma de Juan Luis Vives, aunque la Historia oficial ha querido ocultar esa autoría. Y cree a pies juntillas que La Celestina se sitúa "o en Zaragoza o en Valencia", y no en una ciudad castellana sin concretar. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad