En la imagen, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, dirigente de confianza de Ximo Puig.

Una trama corrupta salpica al núcleo duro de Ximo Puig

stop

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, dirigente próximo al presidente Ximo Puig, detenido en una operación contra la corrupción

Barcelona, 27 de junio de 2018 (10:28 CET)

Golpe policial al PSOE valenciano. El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha sido detenido este miércoles junto a su jefe de Gabinete, Ricard Gallego, en el marco de una operación contra la corrupción coordinada por el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia.

La causa, declarada secreta, se abrió en mayo por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

El procedimiento surge de la denuncia de un partido político sobre la presunta contratación de una decena de cargos de dirección en 2015 en la empresa pública Divalterra, cuyo secretario del consejo de administración, Jorge Cuerda, también ha sido detenido en la operación.

Las contrataciones se habrían realizado saltándose la normativa y sin un informe técnico que las avalara.

Agentes de la UDEF registran del domicilio particular de Jorge Rodríguez

En la llamada "operación Alquería", agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han registrado la diputación, la sede de Divalterra, las dos sedes del Ayuntamiento de Ontinyent (la localidad de la que es alcalde Rodríguez) y los domicilios particulares del presidente de la diputación y de los otros dos detenidos.

Cercano a Ximo Puig

La detención de Rodríguez toca de lleno al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ya que el presidente de la corporación provincial es portavoz de la dirección regional del PSPV-PSOE y uno de los dirigentes de confianza del jefe del gobierno autonómico. 

La Diputación de Valencia está formada por un gobierno de coalición entre PSPV, Compromís, València en Comú y Esquerra Unida.

Jorge Rodríguez es el portavoz de la dirección regional del PSPV-PSOE

El político detenido estuvo a punto de plantar batalla por el poder orgánico en la provincia; pero renunció por indicación de Puig para facilitar la elección de Mercedes Caballero, una dirigente próxima a Pedro Sánchez y al secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con quienes el presidente valenciano trata de contemporizar tras apoyar a Susana Díaz en las primarias socialistas.

PSPV: "Tiene que ser otra cosa"

El vicesecretario general del PSPV, Manolo Mata, ha expresado su "sorpresa" por la detención. 

"Puede haber unos contratos mal, enchufar a alguien, eso puede ser un delito, pero la detención y los registros de domicilios es una medida muy extrema y tiene que ser otra cosa porque no puede ser eso", ha afirmado. 

En palabras del dirigente socialista valenciano, los investigadores "deben estar buscando otra cosa".

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad