El lendakari vasco, Íñigo Urkullu. EFE

Urkullu se harta de Puigdemont (y se acerca a Junqueras)

stop

El lendakari, distanciado de Puigdemont y que aún no se ha visto con Torra, prefiere la actitud más realista de Esquerra y visita a Junqueras en Lledoners

Barcelona, 16 de agosto de 2018 (12:44 CET)

El lendakari Íñigo Urkullu estrenó el martes un nuevo canal de interlocución al más alto nivel entre el gobierno vasco y el PNV con ERC con la visita que le hizo a Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners, donde el exvicepresidente catalán y líder de los republicanos está recluído en prisión preventiva.

La reunión entre Urkullu, que oficialmente está de vacaciones, y Junqueras se prolongó durante dos horas y fue la única que mantuvo el lendakari en Lledoners, donde también están encerrados los exconsellers Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull (el primero, de Esquerra, los otros tres, de Junts per Catalunya), además del presidente de Òminum Cultural, Jordi Cuixart, y el exvicepresidente de la ANC y también diputado de JpC Jordi Sànchez.

El encuentro, que avanzó La Vanguardia, supone el primer contacto entre el lendakari y uno de los líderes independentistas catalanes desde el abrupto final de la pasada legislatura y la entrada en vigor del artículo 155 en Cataluña.

Urkullu, mediador frustrado

Urkullu ejerció de mediador entre el expresidente catalán Carles Puigdemont y el gobierno de Mariano Rajoy en las capitales horas previas a la declaración de independencia del Parlament del 27 de octubre. Urkullu había conseguido un principio de acuerdo por el cual Puigdemont iba a convocar elecciones, pero el cambio de tercio a última hora del expresident, presionado por ERC, tiró por tierra los esfuerzos del lendakari. 

Aquel giro de última hora, a posterior huída de Puigdemont y el intercambio de papeles tradicionales entre el Pdecat y el resto del entorno de la antigua Convergència, por un lado, y ERC por el otro, ha acabado por distanciar al PNV y el gobierno vasco de JpC y el entorno del expresident, y por acercar a Urkullu a Esquerra, que ahora se decanta por planteamientos más moderados frente a la actitud mucho más beligerante de los puigdemontistas y el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Reunión aún pendiente con Torra

De hecho, Urkullu todavía no se ha reunido con Torra, pese a que el el gobierno vasco se puso a disposición del presidente de la Generalitat en cuanto tomó posesión del cargo, a finales de mayo, según fuentes del ejecutivo de Urkullu citadas por el diario ABC, que añaden que la reunión aún no ha sido posible "por motivos de agenda".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad