Corbacho, a la izquierda, con Rivera, en marzo, un acto de la precampaña de Cs para las generales del 28-A en l'Hospitalet. EFE/Toni Albir

Ya es oficial: Corbacho deja a Valls por Rivera

stop

Celestino Corbacho sella su pacto con Ciudadanos y deja a Manuel Valls con un grupo de solo dos concejales en Barcelona

Economía Digital

Corbacho, a la izquierda, con Rivera, en marzo, un acto de la precampaña de Cs para las generales del 28-A en l'Hospitalet. EFE/Toni Albir

Barcelona, 18 de junio de 2019 (19:01 CET)

Ya es oficial. Ciudadanos ha anunciado este martes por la tarde que el exministro socialista Celestino Corbacho ha dejado plantado a Manuel Valls y formará parte del grupo municipal de los de Albert Rivera en el Ayuntamiento de Barcelona. Corbacho se integrará como independiente en el grupo, que así pasará a contar con cuatro concejales, mientras que el de Valls se quedará reducido a un duo integrado por él y la ex de Unió Eva Parera.

Corbacho se reunió por  la mañana con Valls y horas después, y según fuentes del partido naranja, mantuvo una conversación telefónica con el portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, en el que le confirmó lo que hacía horas que era un secreto a voces: que prefiere integrarse en los de Rivera que seguir de la mano del ex primer ministro francés, que por ahora no cuenta con ningún partido de referencia ni a nivel catalán ni nacional.

La presidenta del grupo de Cs, que ya se ha registrado en el Ayuntamiento, es la también diputada Mari Luz Guilarte, número dos de la candidatura de Valls, y Francisco Sierra, el único de los ediles de Rivera que ya estaban el mandato pasado en el consistorio, ejercerá de portavoz.

Vuelco inesperado

El vuelco protagonizado por el que fue alcalde de l'Hospitalet tuvo algo de inesperado, porque Corbacho se alineó el sábado con Valls y también votó a favor de la investidura de Ada Colau, en contra del criterio de Cs, que esgrimió el episodio como explicación de su ruptura con Valls, acordada por la ejecutiva del partido el lunes.

Carrizosa, sin embargo, quitó hierro al hecho de que Corbacho también votara por Colau con el argumento de que era un independiente y se limitó a votar en línea con el jefe de filas de su grupo. Asunto muy distinto, consideró Carrizosa, es el de Valls, porque par la dirección de Cs, el ex primer ministro francés tomaba decisiones, la última la de avalar a Colau, "de forma absolutamente unilateral" y sin tener en cuenta la opinión de sus socios de Cs ni informarlos en ningún momento de la misma. 

Fuentes del entorno de Valls niegan la mayor, y aseguran que la decisión de votar por Colau fue consensuada tras las elecciones entre todos los concejales electos de la coalición, incluídos los de Cs, y el comité coordinador de la campaña. "No se necesitaba el aval de nadie, porque era una candidatura independendiente", sin dependencia jerárquica de la dirección nacional de Cs, explican las mismas fuentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad