Un 72,5% de españoles se pondría la vacuna inmediatamente, según el CIS

La cifra de enero es radicalmente distinta a la de octubre, cuando solo un 40% de los encuestados se la habría puesto de forma inmediata

En un momento donde la vacunación en España avanza aunque con varios problemas, se han disparado también las personas que se pondrían la vacuna de forma inmediata. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), hasta un 72,5% de los encuestados se administrarían rápidamente el fármaco para la inmunidad de la Covid-19.

En cuanto a los que no se la pondrían, la cifra desciende únicamente al 16,5%. Los que se la pondrían solo si tiene garantías, está probada y es fiable un 2,5%, frente a un 0,2 por ciento que traslada su decisión al origen de la vacuna. Un 0,8% solo se la pondría si cuenta con información suficiente, y un 1,3% si se lo aconsejan las autoridades. Aún queda un 4,5% que duda.

En cuanto a los que tienen dudas sobre si ponérsela rápidamente, un 26,3% asegura que es por el temor a los efectos secundarios. Las dudas que generan las vacunas recorren hasta el 23,5%, mientras que el 14,1% prefiere esperar para ver la manera en la que funcionan.

Un 5,7% duda de su eficacia, mientras que un 3,4% dice que es porque hay otras personas más vulnerables o de mayor riesgo, o por tener alergias, otras enfermedades o tratamientos, estar dando lactancia o estar embarazada. Además, un un 2,4% considera que tiene pocas opciones de contagio, mientras un 2,1% porque ya ha pasado la Covid-19.

Los datos del CIS de octubre: solo un 40,2% quería ponerse la vacuna

Los datos son radicalmente a los del pasado mes de octubre, cuando todavía no había empezado la campaña de vacunación en España. En aquella remesa, el CIS recogió que únicamente un 40,2% de los encuestados estaba dispuesto a inyectarse el fármaco, frente al 43,8% de la población que no lo haría.

La diferencia en el aumento de personas dispuestas a vacunarse inmediatamente es notable. El aumento entre el barómetro del pasado octubre y el de enero es de un 32,5%. Varios factores, como el inicio de la campaña de vacunación y un número creciente de personas vacunadas sin síntomas ni efectos adversos han podido ayudar.

Un total de 700 vacunados saltándose el protocolo

Otro de los efectos que más ha podido afectar en positivo a la vacunación. La cantidad de cargos electos y altos mandos de la administración que se han saltado los protocolos ha podido ser relevante para el cambio de percepción sobre las vacunas contra la Covid-19.

La situación, que afecta a consejeros de Sanidad dimitidos de algunas autonomías –Como Murcia o Ceuta, ambas del PP– y a muchos municipios con alcaldes vacunados de varios partidos (sobre todo del PP, del PSOE y de JxCat), ya alcanza a un total de 700 personas.

La Comunitat Valenciana ha decidido ponerle freno. Pese a las dudas sanitarias y dentro de su Gobierno, la consellería de Salud (PSPV) ha decidido negarle la segunda dosis a las personas que hayan recibido el primer pinchazo sin que les sea correspondido por la Covid-19.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.