Ayuso llevará el decreto energético al Constitucional por invasión de competencias

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ya se lo ha comunicado a la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la reunión sectorial de este lunes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid recurrirá el real decreto-ley de medidas de ahorro energético al Tribunal Constitucional por invasión de competencias, según ha podido confirmar Economía Digital de fuentes de Sol. Así lo se lo han comunicado los máximos responsables autonómicos de Energía, Industria y Comercio a la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la reunión sectorial de este lunes.

Era una decisión condicionada a la retirada del texto por parte del Gobierno. Sin embargo, el Real Decreto-Ley de medidas de ahorro energético saldrá adelante tal y como estaba planteado, sí o sí, tal y como ha aclarado la propia Ribera en la rueda de prensa posterior al encuentro telemático.

El único matiz nuevo que se ha introducido -y con el que espera contentar a los más críticos- es que se escuchará las propuestas que tengan que hacer las CCAA. Para ello les han dado de plazo hasta el 31 de agosto, y, posteriormente, se integrarían en el plan de contingencia que se enviará a Bruselas. Pero el RDL no se toca ni se retira. 

El argumento esgrimido por el Ejecutivo liderado por Isabel Díaz Ayuso es que el decreto «se ha redactado sin contar con nadie; sin evaluar el impacto económico; no es lo acordado en la UE». «Pedimos que se convoque una conferencia de presidentes para abordar el asunto con sensatez».

Los argumentos de Madrid

A ojos de la Comunidad de Madrid, el problema real es el precio de la luz, por lo que consideran que hay que tomar medidas para bajarlo. Además, según fuentes de Sol, este martes por la noche [primer día con las medidas en vigor] «los únicos escaparates de Europa que estarán apagados serán los de España, y eso crea una sensación de inseguridad clave para el turismo».

En esa línea, también han puesto de ejemplo a otra gran ciudad europea: la capital de Francia. «En París los escaparates se apagan a la una de la mañana y no es obligatorio», esgrimen los consejeros de Ayuso.

Su razonamiento es el siguiente: «El decreto va, sobre todo, contra el comercio, sin contar con ellos, saltándose las competencias exclusivas que tenemos las Comunidades Autónomas. Sin medir el impacto económico que va a tener en un sector del que viven millones de personas en España. ¿Han calculado qué contracción de la economía va a provocar esto?«, han preguntado los dirigentes madrileños este lunes a las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y a la de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.