Bilbao se contagia de los disturbios de Madrid y Barcelona por Hasél

La Ertzaintza detiene a una persona e imputa a otro manifestante por desórdenes públicos tras la sexta jornada nacional de protestas en favor de la libertad de expresión

Operarios de la limpieza limpian el casco viejo bilbaino, tras los incidentes al finalizar la manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasél. EFE/LUIS TEJIDO.

Operarios de la limpieza limpian el casco viejo bilbaino, tras los incidentes al finalizar la manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasél. EFE/LUIS TEJIDO.

Los altercados violentos por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél se han trasladado este domingo hasta Bilbao. Tras cinco días consecutivos de disturbios en ciudades como Barcelona, Madrid o Pamplona, la capital vasca ha sido esta vez el escenario de los enfrentamientos entre grupos radicales y los agentes de la policía.

Los incidentes han ocurrido, como es habitual, una vez que había concluido la convocatoria oficial de la manifestación en favor de la libertad de expresión a la que han asistido cerca de 2.000 personas que han protestado de forma pacífica.

Manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasel y que se ha saldado con una persona detenida. EFE/ Luis Tejido
Manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasel y que se ha saldado con una persona detenida. EFE/ Luis Tejido

Finalizado el recorrido acordado, grupos de violentos han comenzado a lanzar botellas y otros objetos contra las furgonetas de la Ertzaintza, que se habían congregado en la ciudad en un fuerte dispositivo policial que perseguía evitar que las protestas se descontrolase en el sexto día de manifestaciones que sacude al país.

En ese mimo punto, varios grupos de radicales han formado barricadas con contenedores ardiendo que se han ido reproduciendo por distintos puntos de la capital vasca, desde la Plaza Moyua hasta el Casco Viejo, forzando la actuación de los equipos de bomberos.

El resultado de la protesta se ha saldado con la detención de uno de los manifestantes y la imputación de otro de los asistentes. A ambos se les acusa de desórdenes públicos durante la concentración que clamaba contra la entrada en prisión del rapero por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Agentes de la ertzaintza con un detenido tras los incidentes al finalizar la manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasel. EFE/ Luis Tejido
Agentes de la ertzaintza con un detenido tras los incidentes al finalizar la manifestación que ha recorrido este domingo las calles de Bilbao para reclamar la salida de prisión del rapero Pablo Hasel. EFE/ Luis Tejido

Ha sido el resultado negativo de una jornada en la que los manifestantes han protestado contra los jueces, la clase política, la Monarquía y los cuerpos de seguridad del Estado, tras la llamada de los organizadores a mantener el “compromiso político y antifascista” del rapero. “Encarcelando a Hasél, encarcelan a todos”, han coreado los asistentes.

Cataluña suma más de un centenar de detenidos esta semana

Los incidentes de Bilbao han marcado el sexto día de protestas violentas tras la entrada en prisión de Pablo Hasél, que se han sentido con especial fuerza en Cataluña. Un total de 102 personas han sido detenidas en los pasados cinco días por su participación en los altercados que se han desencadenado cada madrugada. 32 de ellos son menores de edad.

Los disturbios también han dejado un parte con decenas de heridos. Los Mossos d’Esquadra han contabilizado a 82 agentes lesionados durante los actos de servicios, casi todos de ellos con un pronóstico leve. El caso más grave es el que ha sufrido una manifestante de Barcelona, que perdió el ojo como consecuencia del impacto de una pelota de foam disparada por los agentes.

Manifestantes entran en un comercio tras la manifestación celebrada esta tarde en Barcelona en protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. EFE/Quique García

Madrid, Pamplona o Valencia han sido otros de los escenarios de las protestas de lo que va de semana, que se han saldado con la quema de contenedores, el lanzamiento de objetos contra la policía, el destrozo del mobiliario público e incluso el saqueo de algunos de los comercios de las inmediaciones de las protestas.