Quinto día de disturbios: saqueos, barricadas y disparos en Barcelona

Saqueos en tiendas, barricadas y contenedores ardiendo vuelven a ser los protagonistas en Barcelona en la quinta noche de disturbios por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél

Mossos d´Esquadra en la puerta de la Borsa de Barcelona este sábado, durante las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél. EFE/Quique García

Mossos d´Esquadra en la puerta de la Borsa de Barcelona este sábado, durante las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél. EFE/Quique García

La Policía estaba prevenida. Tras cuatro noches de disturbios en diferentes puntos de España por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél, los agentes esperaban que este sábado tuviera lugar la quinta. Mientras que en Madrid las concentraciones han transcurrido de forma pacífica y sin incidentes, Barcelona ha vuelto a convertirse en escenario de saqueos a tiendas, correcalles, barricas y contenedores en llamas.

Más de 600 personas, jóvenes en su mayoría, han acudido sobre las 19.25 horas a la concentración convocada en la plaza Universitat de Barcelona que, en un principio, ha transcurrido en calma. Pero pasada una hora, un grupo de manifestantes han comenzado los actos violentos: han preparado una barricada en la calle Diputació, a la altura de Pau Claris, han saqueado una tienda de Nike y han quemado un contenedor frente a la Bolsa de Barcelona.

A lo largo del Paseo de Gracia se han vuelto a producir destrozos en diferentes comercios y, en torno a las nueva de la noche, se han producido los primeros disparos de foam cuando los Mossos han intentado dispersar a los manifestantes.

Los Mossos ya alertaron de que el fin de semana se radicalizarían todavía más las protestas, por lo que han preparado un amplio dispositivo para blindar la ciudad de los grupos radicales.

Las protestas en Madrid transcurren en calma

Por el contrario, las manifestaciones en Madrid, a las que han asistido tanto jóvenes como mayores, han transcurrido sin incidentes. Alrededor de las 19.00 horas se han concentrado en la plaza de Callao alrededor de 200 personas en una convocatoria que no había sido autorizada para reivindicar la libertad del cantante de forma pacífica.

“Libertad Pablo Hasél. Absolución detenidos”, se ha podido leer en la pancarta que encabeza la protesta, en la que también se han escuchado proclamas como “Marlaska fascista, estás en nuestra lista”.

Manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél celebrada este sábado en la plaza de Callao, en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez
Manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél celebrada este sábado en la plaza de Callao, en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

Por precaución, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha explicado que la capital ha desplegado 300 policías por el centro contra los que quieren “reventar la ciudad”. “Se está entrando en una deriva que si no la revertimos es muy peligrosa”, ha aseverado.

Y es que días atrás el centro de la ciudad se convirtió escenario de unos disturbios, réplica de los ocurridos en Barcelona. El miércoles 19 personas fueron detenidas y otras 55 heridas, 35 de ellas policías, a lo que también hay que sumar los daños materiales en los comercios de la zona.

La número dos del Ejecutivo municipal ha defendido a los agentes. “Van a proteger a los ciudadanos, comerciantes y a la libertad”, ha afirmado. Y ha añadido: “El Ayuntamiento tiene muy claro quiénes son los agresores, los agredidos y los fascistas”, ha aclarado.

Miembros de la Policía Nacional piden la documentación en los alrededores de la manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél, celebrada este sábado en la plaza de Callao de Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

En este sentido, ha insistido en que la Policía no es “represiva”. “Hace su trabajo -ha justificado- evita que tengamos miedo y lucha contra la gente que lo causa”.