Casado enciende todas las alarmas de un PP en caída libre

El resultado "ha sido peor de lo que nos esperábamos", resalta un dirigente. La dirección nacional culpa a Bárcenas y a la baja participación de los tres escaños obtenidos.

Pablo Casado, presidente del PP./ Efe

Pablo Casado, presidente del PP./ Efe

Con tres diputados los populares encajan el peor resultado de su historia en Cataluña. “Ha sido peor de lo que esperábamos”, señala un dirigente a Economía Digital. Las elecciones de este domingo han confirmado los peores augurios para el PP.

El ‘sorpasso’ de Vox vuelve a cuestionar la estrategia del PP con un Pablo Casado volcado en la campaña del candidato Alejandro Fernández. Se encienden las alarmas en la dirección nacional que intenta minimizar la pérdida de escaños asegurando que “no es un resultado extrapolable al escenario nacional”.

“No soy amigo de edulcorar la realidad. Nuestro resultado es muy malo porque no hemos logrado dos objetivos: crecer y lograr grupo parlamentario”, señaló Fernández tras conocer el 99% de los resultados escrutados.

A su juicio, “ha habido momentos en la campaña que han supuesto un auténtico terremoto”, comentó Fernández sin especificar. Pero el ruido interno ya interpreta que la confesión de Bárcenas en plena campaña electoral ha vuelto a pasar factura al partido.

Algunos van más allá criticando, en voz baja, que las palabras de Casado distanciándose del ex presidente, Mariano Rajoy, también han pasado factura a la “brillante” campaña de Fernández. “Sigo pensando que a pesar de que lo que hoy ha ocurrido, sigue siendo imprescindible un espacio político constitucionalista que se ha quedado en casa”, recalcó el candidato.

A última hora, también compareció en rueda de prensa el secretario general del PP, Teodoro García Egea. El silencio en Génova era sepulcral desde primera hora de la tarde. Nadie quería precipitarse a la hora de dar declaraciones y ya advertían a los periodistas que las realizarían en el último momento.

“Los errores del pasado siguen pasando factura”

“España necesita más que nunca el proyecto de centro derecha que representa el PP de hoy, el PP de Casado”, señaló Egea avanzando que Casado no pedirá la dimisión del candidato catalán que “cuenta con el apoyo” de Génova 13 “para reconstruir la alternativa para una Catalunya mejor”. Pese a todo el mantra de la cúpula popular no varía: “el PP sigue siendo la única alternativa a Sánchez e Iglesias“.

El ‘número dos’ de Casado salió para evitar que Casado se desgaste. García Egea culpó del batacazo al “juego sucio” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en clara alusión a Bárcenas y al inicio del juicio sobre la ‘caja B’. El popular también recalcó que se trata de “la última factura” que va a pagar la dirección nacional del PP “de ese pasado”.

Las expectativas de los populares hace una semana estaban en 10 escaños hace dos semanas. Pero en un solo día esa predicción se desplomó por el “pacto” entre la Fiscalía y Bárcenas. “Los errores del pasado siguen pasando factura”, señala un dirigente.

“No vamos a cambiar el rumbo”

Pero, si hay un mensaje que tienen claro en la dirección nacional es el de “no vamos a cambiar el rumbo”. Por más que insistan, Casado tiene claro el punto y final que dio a Santiago Abascal en su intervención durante la moción de censura contra Sánchez.

Sin embargo, la campaña de las catalanas es la primera en la que Casado se ha enfrentado cuerpo a cuerpo contra Abascal, tras su ‘no’ en la moción y el resultado no ha sido muy halagüeño. En las elecciones generales de 2019, Vox ya superó al PP en la Región de Murcia con 10.000 votos más que los populares.

“No vamos a cambiar el rumbo”, insisten. El silencio es atronador en la sede de los populares durante la jornada electoral. Los dirigentes más críticos esperarán a la ejecutiva para escuchar y hablar, destacan a ED. “No hay que tirar la toalla. Vamos por el buen camino”, señala un dirigente.

Los más cercanos al presidente del PP insisten en que “para nada está en cuestionamiento el liderazgo de Casado porque nos hemos involucrado todos en la campaña”. Sin embargo, no tarda en salir el nombre de Alberto Núñez Feijóo en la sala de prensa. El gallego dijo en su día que si el partido lo necesitaba porque iba mal, no dudaría en ponerse al frente. Una posibilidad que alejan en Génova señalando que todavía están en proceso de rearmar, lo que ellos llaman, “el nuevo PP”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.