Cataluña, al borde de regresar a una fase de expansión de la pandemia

La velocidad de propagación del coronavirus asciende por séptimo día consecutivo hasta alcanzar un valor de 0,99

Una profesional sanitaria trabaja en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. EFE/Alberto Estévez/Archivo

Una profesional sanitaria trabaja en la UCI del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. EFE/Alberto Estévez/Archivo

La velocidad de propagación del coronavirus continúa con su ascenso imparable en Cataluña. El indicador que mide la rapidez con la que se transmite la enfermedad ha repuntado por séptimo día consecutivo hasta dejar a la comunidad autónoma a tan solo un paso de regresar a una fase de expansión de la pandemia. Malas noticias, cuando se cumplen apenas unas semanas desde que se logró dejar atrás los momentos más críticos de la tercera oleada.

El último informe epidemiológico del Departamento de Salud ha revelado que la velocidad ha crecido cuatro centésimas este martes más hasta alcanzar un valor de 0,99. Es decir, cada vez que un centenar de personas se contagia le transmite la enfermedad a otras 99. La tendencia vaticina que Cataluña podría superar en los próximos días la barrera del 1, que marca la entrada en una fase de descontrol de la enfermedad.

Los datos confirman un preocupante avance de la Covid-19 que puede poner contra las cuerdas los planes de regreso a la normalidad de Cataluña, mientras el resto de autonomías ya han comenzado a poner en marcha sus primera medidas de flexibilización para reabrir los sectores económicos más golpeados. La Conselleria de Salud teme incluso que se desencadene una cuarta oleada de casos positivos, muy seguida de la anterior.

No es el único indicador que ha despertado las alarmas. El riesgo de rebrote también ha repuntado este martes hasta alcanzar los 268 puntos (5 más que el día anterior. Lo mismo ha ocurrido con la tasa de positividad de las pruebas PCR que ya supera el 5,43%, lo que representa tres décimas más que la víspera.

La expansión de las cepas de coronavirus, bajo lupa

La comunidad científica apunta a que detrás de este fenómeno puede encontrarse la expansión de las cepas del coronavirus que se han originado en otros países como Reino Unido, Sudáfrica o Brasil. Cataluña ya ha detectado su presencia en el territorio y los estudios apuntan a que todas ellas se transmiten con mayor facilidad que el modelo original.

Varias profesionales sanitarias del Hospital del Mar de Barcelona, el 8 de enero de 2020, cuando el coronavirus sigue descontrolado en Cataluña | EFE/AG
Varias profesionales sanitarias del Hospital del Mar de Barcelona | EFE/AG

Es la principal hipótesis para dar una respuesta, si tenemos en cuenta que en los últimos días apenas ha habido cambios drásticos en el mapa de restricciones sanitarias impuesto por la Generalitat. Únicamente, se ha habilitado a reabrir a los gimnasios, mientras que la hostelería cuenta con unas medidas más flexibles pero sigue sujeta a la imposición de franjas horarias.

El repunte coincide además con los días posteriores a la celebración de las elecciones catalanas, que tuvieron lugar hace nueve días: un espacio de tiempo suficiente para observar su repercusión en términos epidemiológicos. El 14 de febrero la velocidad de propagación de la Covid-19 era de 0,81 puntos.

Los pacientes críticos vuelven a aumentar en Cataluña

La rapidez de contagio es un indicador que mide el impacto potencial de la pandemia, sin embargo ya hay algunos datos que advierten sobre el empeoramiento de la situación epidemiológica en tiempo real. El número de pacientes críticos ha crecido este martes, después de varias jornadas de estabilización.

Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) cuentan con 593 enfermos con un cuadro grave de la enfermedad, que habitualmente requieren de ventilación mecánica para mantenerse con vida. Son cinco más que el balance del lunes.

Profesionales sanitarios en una UCI del Hospital Clínic de Barcelona, el 19 de enero de 2021, en plena tercera ola de coronavirus en Cataluña | EFE/TA
Profesionales sanitarios en una UCI del Hospital Clínic de Barcelona. | EFE/TA

Donde sí que se ha registrado un ligero descenso es en la ocupación general de los hospitales, aunque todavía mantiene a 1.973 personas en cama. Son 56 menos que el balance del Departamento de Salud del lunes.

Los datos todavía no han comenzado a traducirse de forma directa en un aumento de la incidencia acumulada que se ha situado en 277 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Un valor que no para de decrecer cada día pero que aún se encuentra por encima del umbral de riesgo extremo para la salud pública.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.