Cataluña llega al 14-F con la pandemia en descenso: la transmisión cae un 20%

La Conselleria de Salud Pública notifica 1.338 nuevos contagios y 43 fallecimientos en las últimas 24 horas

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

La tercera oleada de coronavirus ha dado un ligero respiro a Cataluña en las últimas semanas, lo que le ha permitido alcanzar la jornada electoral con una situación epidemiológica mejor de lo previsto. La Conselleria de Salud Pública ha notificado este domingo 1.338 nuevos contagios y 43 fallecimientos en las últimas 24 horas.

La comunidad autónoma ha alcanzado el señalado 14 de febrero tras varias jornadas en las que todos los indicadores de la pandemia han ido remitiendo. La velocidad de transmisión ha cerrado la semana en un 0,81. Es un 20% menos que los siete días precedentes.

La región acumula 25 jornadas consecutivas reduciendo su número de contagios. En los últimos siete días se han registrado 12.001 casos positivos, con una media de 1.741 diarios. Es casi la mitad de los que el Gobierno de la Generalitat preveía hace un mes, cuando intentó prorrogar la celebración de los comicios al mes de mayo.

La fase de estabilización de la tercera ola también queda reflejada en la tasa de positividad de las pruebas PCR que ha descendido por primera vez desde el 18 de diciembre hasta situarse en un 4,8% de los test realizados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que es necesario estar por debajo del umbral del 5% para poder controlar la pandemia y realizar un rastreo eficaz de los contactos de los positivos.

El riesgo de rebrote también ha caído este domingo hasta los 300, lo que representa 19 puntos menos que el día anterior. Mientras que la incidencia acumulada se ha situado en 384 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Son 22 puntos menos que el sábado, pero todavía está por encima del umbral de riesgo extremo para la salud pública que establece el Ministerio de Sanidad.

Desde el inicio de la pandemia, se han contabilizado un total de 534.676 casos positivos diagnosticados, mientras que 20.176 personas han perdido la vida como consecuencia de la Covid-19.

La presión en las UCI continúa en cifras elevadas

A pesar de esta notable mejoría de la situación epidemiológica, los hospitales catalanes todavía no han podido sentir sus efectos. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) han registrado 13 pacientes menos, pero todavía cuentan con 638 enfermos críticos ingresados.

Profesionales sanitarios trabajan en una de las UCI del Hospital Clínic de Barcelona cuando se espera un incremento de la ocupación de las camas. EFE/ Toni Albir
Profesionales sanitarios trabajan en una de las UCI del Hospital Clínic de Barcelona. EFE/ Toni Albir

Los datos son mejores de las previsiones que manejaba la Generalitat hace un mes y que apuntaban a que la ocupación podía alcanzar hasta los 900 pacientes con un cuadro grave de la enfermedad en los días próximos a las elecciones. Fue uno de los argumentos que presentaron ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), sin éxito, para prorrogar los comicios.

Sí que se ha notado un ligero repunte en los ingresos en planta. El informe de Salud Pública ha reflejado que actualmente permanecen 2.290 pacientes de Covid-19 en los hospitales de la comunidad autónoma, lo que representa 68 personas más que en la jornada anterior.

Las medidas restrictivas conducen a la estabilización

Detrás de esta estabilización de la pandemia, se encuentra el severo plan de restricciones que el Gobierno de Cataluña puso en marcha tras las Navidades para frenar la tercera oleada de contagios. El 7 de enero se activó un plan que estableció cierres perimetrales, adelantó el toque de queda e impuso un sistema de franjas horarias para la hostelería.

El protocolo electoral también contempla la puesta en marcha de franjas para facilitar el acceso a las urnas con seguridad. Las personas mayores están llamadas a acudir a sus colegios electorales entre las 9 de la mañana y las 12 del mediodía. Los adultos tendrán hasta las 7 de la tarde para emitir su voto. Mientras que la última hora del día se ha reservado para los positivos de coronavirus, los sospechosos o los que hayan tenido un contacto reciente.

El conseller de Acción Exterior, Bernat Solé, ha pedido a toda la ciudadanía durante el arranque de la jornada que respete las medidas de seguridad: el uso de mascarilla, la aplicación de gel hidroalcohólico o el distanciamiento social cuando acudan a las mesas electorales.

Desde aquí un agradecimiento a todos los ayuntamientos, a las personas que están en todas las mesas para que la jornada electoral se pueda celebrar con normalidad”, ha comentado en su primera comparecencia pública del 14-F.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.