Cataluña permitirá abrir a los bares y restaurantes hasta las 21.30 horas

La Generalitat aprueba un plan de vuelta a la normalidad que mantendrá un aforo limitado al 30% en toda la hostelería

La Generalitat de Cataluña ha anunciado hoy su plan de regreso a la actividad después de varias semanas de duras restricciones para frenar la expansión de coronavirus. Los bares y restaurantes de la comunidad podrán abrir a partir del próximo lunes 23 de noviembre, entre las 6.00 hasta las 21.30 horas, pero con un aforo máximo del 30% en el interior de los locales.

Los establecimientos de hostelería también tendrán que mantener algunas medidas de seguridad como la limitación de un máximo de cuatro personas por cada mesa o el establecimiento de una distancia de dos metros entre cada uno de los grupos de comensales.

El Gobierno en funciones de Pere Aragonès ha decidido ceder finalmente ante las reclamaciones de los empresarios de la hostelería, después de más de un mes de cerrojazo que ha provocado grandes pérdidas y un aluvión de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). El objetivo inicial era restringir su horario hasta mediados de la tarde pero han accedido a prolongarlo hasta la noche.

“No queremos correr. El equilibrio perfecto no existe. Por cada medida que se flexibiliza, se asume un riesgo. Por eso hay que avanzar paso a paso”, ha explicado el presidente interino de la Generalitat en una rueda de prensa telemática.

El Govern ha preparado un plan de desescalada por fases que contempla hasta cuatro tramos distintos de suavización de las restricciones del coronavirus que se irán aplicando en función de la evolución epidemiológica. Cada una durará por lo menos 15 días. El último escenario permitiría un aforo del 50% en bares y restaurantes que podrán ampliar sus mesas hasta las seis personas.

La cultura reabre al 50% en Cataluña

El plan de regreso de la actividad también contempla la apertura de todos los establecimientos culturales de nuevo. Cines, teatros y salas de conciertos podrán operar con un 50% de su capacidad hasta un máximo de 500 personas. Los museos públicos, las bibliotecas o las salas de exposiciones recuperarán también su trabajo con un aforo de la mitad.

El mejor escenario que contempla la Generalitat para los organizadores culturales en la última fase del plan de desescalada es que la limitación del aforo alcance el 70% y que se permita la asistencia de hasta 1.000 personas a las actividades con público.

Plan de regreso a la actividad de Cataluña

El comercio estará al 30%

El comercio catalán tendrá que guardar una limitación del 30% en todos sus establecimientos desde el próximo lunes. Pero las grandes superficies continuarán cerradas. No será hasta la segunda fase cuando puedan abrir los centros comerciales. El último escenario del plan contempla una apertura del 50% en todos los tipos de comercios, tanto pequeños como grandes. Aunque no se podrán utilizar las áreas comunes de los centros comerciales.

Las actividades deportivas también volverán desde el lunes aunque tendrán limitaciones de participantes. Aquellos deportes que se practiquen en interior contarán con un máximo del 30% de aforo de los centros deportivos. Mientras que en el exterior podrán llegar al 50% de la capacidad. En la última fase del plan de regreso a la actividad la limitación será del 70% en ambos casos.

Cataluña no levanta el toque de queda

La Generalitat ha decidido mantener el toque de queda durante todo el plan de desescalada. Una medida que impedirá a los catalanes poder salir de sus hogares por la noche, al menos durante los próximos dos meses. Una restricción que está avalada por el paraguas jurídico que ofrece la declaración del estado de alarma del Gobierno de Pedro Sánchez.

Las medidas de movilidad sí que se irán reduciendo paulatinamente según vayan pasando las semanas. En el primer tramo de la desescalada permanecerán cerrados los límites de todos los municipios desde el viernes hasta el domingo para evitar que la gente se desplace los fines de semana y expanda el coronavirus.

En la segunda fase, la restricción de movilidad se aplicará únicamente a las comarcas, mientras que en la tercera desaparecerá de forma definitiva. Si el calendario sigue adelante según lo previsto se podrá entrar y salir del territorio libremente desde el 21 de diciembre, unos días antes de que comiencen las celebraciones familiares.

La Generalitat proyecta una Navidad de 10 personas

La Generalitat también ha planteado un escenario cambiante con respecto a la limitación de las reuniones sociales y familiares. En el primer tramo se mantendrá un máximo de seis personas para todos los encuentros pero se ampliará en el tercer estadio hasta los 10 participantes.

El calendario previsto por el Govern en funciones plantea que a partir del 21 de diciembre se acceda al tercer escenario. Un pequeño respiro para las familias catalanas que podrán juntarse para celebrar las cenas de Navidad con un volumen más amplio, siempre y cuando la situación epidemiológica no obligue a dar marcha atrás.

“Los datos epidemiológicos no son los que han de ser, pero los datos acompañan y podemos empezar a realizar las nuevas actividades”, ha subrayado la portavoz del Govern, Meritxel Budó

Noticia en ampliación

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña