Cataluña supera los 300 pacientes críticos de Covid-19 por primera vez en dos meses

El conseller de Sanidad, Josep Maria Argimon, advierte que uno de cada cinco enfermos graves de Covid-19 son ahora menores de 40 años

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) trabaja en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) trabaja en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

Cataluña ha superado de nuevo la barrera de los 300 enfermos graves de coronavirus hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales. La explosión de los contagios entre los más jóvenes ha devuelto a la comunidad autónoma a unas cifras que no alcanzaba desde mediados de mayo durante los coletazos finales de la tercera oleada.

El último informe del Departamento de Salud ha elevado la ocupación de las áreas de críticos hasta los 307 pacientes, lo que supone un incremento de 10 personas más con respecto al balance del día anterior. La cifra no ha parado de crecer en las últimas jornadas. Hace 7 días había un total de 182 enfermos en las UCI, lo que muestra un incremento del 68% en apenas una semana.

La ocupación de estas áreas juega un papel crucial en el sistema sanitario, ya que a partir del umbral de los 400 ingresados es cuando se ha llevado a cabo la reprogramación de las operaciones quirúrgicas menos urgentes en los hospitales catalanes a lo largo de toda la pandemia. Cataluña no superaba los 300 desde el pasado 26 de mayo.

La presión también se está sintiendo con fuerza en las plantas de los hospitales que ya han alcanzado una ocupación total de 1.683 pacientes de Covid-19, lo que representa un salto de 125 con respecto a las cifras del domingo.

El efecto de las hospitalizaciones de críticos ha acabado reflejándose también en las cifras de mortalidad. En la última semana han fallecido 25 personas a causa de la Covid-19 en Cataluña, lo que eleva el número de muertos total hasta los 22.325 en la región.

Uno de cada cinco pacientes en UCI son menores de 40 años

El avance de la campaña de vacunación entre la población de mayor edad ha provocado que haya cambiado por completo el perfil de los hospitalizados. El conseller de Sanidad de Cataluña, Josep Maria Argimon, ha aclarado que uno de cada cinco pacientes críticos tiene actualmente 40 años o menos.

Como resultado, la edad media en las áreas de pacientes graves ha caído hasta los 50 años, frente a los 63 que marcaron las oleadas anteriores de contagios durante la pandemia. “No relajemos medidas porque la pandemia no ha terminado”, ha advertido en una entrevista en la Cadena SER.

El secretario de Salud Pública de Cataluña, Josep Maria Argimon, advierte de la falta de vacunas para completar la segunda inyección
El conseller del Departament de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon

La mayor parte de los ingresos graves corresponde a personas que todavía no han recibido la vacuna contra el coronavirus o a las que únicamente han tenido acceso a la primera inyección de la pauta.

Los contagios se ralentizan en Cataluña con la aplicación de las nuevas medidas

La nota positiva del balance del Departamento de Salud se encuentra en el volumen de casos positivos que se ha reducido en las últimas 24 horas. El último parte ha registrado 4.072 nuevos contagios en la comunidad autónoma, lo que representa casi la mitad de los días más álgidos de la semana pasada cuando se superaron los 8.000 casos diarios.

Es una buena noticia que ya se venía produciendo y que, según los datos de este fin de semana, que hay que tomar con cautela, se consolida”, ha explicado Argimon.

El efecto ha comenzado a apreciarse una semana después de que la Generalitat de Cataluña haya decidido endurecer sus medidas sanitarias por la explosión de la pandemia. Fue el pasado 12 de julio cuando se acordó volver a cerrar toda la actividad no esencial a las 00.30 horas y se limitaron las reuniones sociales a un máximo de 10 personas para evitar aglomeraciones.

Paralelamente se ha producido una caída de la velocidad de propagación del virus que ha retrocedido hasta los 1,13 puntos, aunque todavía se encuentra en una fase expansiva de contagios. Lo mismo ha ocurrido con el riesgo de rebrote que ha retrocedido hasta los 1.314 puntos, 59 menos que el día anterior.

La incidencia acumulada se ha estancado en los 611 casos positivos por cada 100.000 habitantes, lo que representa todavía un riesgo extremo para la salud pública. Es más del doble del umbral máximo establecido por el Ministerio de Sanidad en su semáforo del coronavirus.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Carlos Villar