Cataluña volverá a niveles de marzo en dos semanas si no toma medidas

Según los cálculos de un sistema artificial de la Universitat de Barcelona, en una semana puede haber 600 enfermos de Covid-19 en la UCI y 900 en 14 días

La segunda ola de coronavirus se ceba en Cataluña donde, de no imponer nuevas restricciones, la situación dentro de dos semanas equivaldrá a la de marzo, la peor época de la pandemia. Así será según los cálculos que realiza un sistema artificial de la Universitat de Barcelona que permite prever escenarios según el número de nuevos positivos, ingresos hospitalarios y traslados a las UCI.

El 8 de octubre supuso un punto de inflexión en la región. Desde aquel día los contagios diarios se han disparado pasando de un promedio de mil y pico hasta los 5.000. Y, según el algoritmo de esta universidad, esta cantidad de positivos diarios se pueden traducir en 600 enfermos en la uci en 7 días y 900 en 14, ha adelantado La Vanguardia. Así sería incluso si los contagios diarios se estabilizan, como está ocurriendo en los últimos días tras dos semanas sin bares y restaurantes.

El Servicio Catalán de Salud observa estas cifras con preocupación. “Necesitamos urgentemente que se reduzca esa cifra de nuevos casos”, ha reconocido Adrià Comella, director del Catsalut, en declaraciones al citado diario. “El sistema sanitario puede mantener una cierta normalidad, con todos los equipos tensionados, pero pudiendo hacerse cargo de las necesidades asistenciales, hasta los 1.800 casos diarios”, ha advertido.

Como ya alertó el presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva, Ricard Ferrer, en noviembre la competencia por una cama UCI será “durísima”. Atendiendo al algoritmo de la Universitat de Barcelona, si en una semana hay 600 enfermos en cuidados intensivos, esto obligará a desprogramar cirugías de otras patologías. Como ya ocurrió en marzo.

Los profesores catalanes auguran el cierre de las escuelas./ EFE

Los profesores catalanes auguran el cierre de las escuelas

El sindicato de profesores Ustec, mayoritario en la escuela pública de Cataluña, anunció este miércoles que planea convocar una huelga si el la Generalitat no atiende sus reclamaciones de garantizar una mayor seguridad en los centros para prevenir los contagios. la coordinadora de Acción Sindical de esta organización, Eli Pericas, Pericas da por hecho que se acabarán cerrando las escuelas porque cree que “no son lo bastante seguras” y “la evidencia acabará cayendo por su propio peso”, informó Efe.

“Los profesionales han hecho siempre más de lo que se les pedía”

Además, Pericas aseguró que, según una encuesta a 9.000 docentes, la cuarta parte de los profesores vivieron una mala experiencia durante el confinamiento por los problemas de conectividad, pedagógicos y formativos y a las desigualdades sociales y educativas.

“Los profesionales han hecho siempre más de lo que se les pedía”, sentenció Pericas. Y además sañadió: “El Departamento de Educación siempre tiene la puerta cerrada» de forma que no se puede negociar nada con el Govern”.