Instan a Colau a esclarecer el estado de los grandes proyectos urbanos en Barcelona

El ayuntamiento se ha comprometido a realizar un informe con el estado de estas grandes obras e inversiones gracias a una proposición de Barcelona pel Canvi

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto en 2020 | EFE/EF/Archivo

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto en 2020 | EFE/EF/Archivo

El ayuntamiento ha accedido a esclarecer en qué estado se encuentran los grandes proyectos urbanos en la ciudad de Barcelona. El grupo de Barcelona pel Canvi presentó en el pleno de este viernes una proposición donde se instaba al gobierno a presentar un informe antes del mes de julio y crear una comisión de seguimiento, que han apoyado todos los partidos.

El grupo que lidera la concejal Eva Parera exigía que el documento con las grandes obras estuviera para el pleno del mes de julio, para saber “el estado en que se encuentran los grandes proyectos de ciudad”, así como el “calendario previsto para su ejecución”. La comisión aprobada será con todos los grupos de la oposición, para poder evaluar los avances.

La proposición la ha defendido el concejal Manuel Valls, que ha asegurado que estas grandes obras “merecen un seguimiento estable” y no de forma puntual “en una determinada comisión”. Ha recordado que desde el punto de vista presupuestario, estos proyectos “experimentan costes para el Estado, la Generalitat, las empresas públicas y privadas”.

Mecanismos para detectar incumplimientos

Las obras a las que hace referencia el texto son la estación de La Sagrera, las obras en las Glòries, la L9 del metro, Estación de Sant, la Mercedes Benz a Sant Andreu, Estación de Francia y Biblioteca Central. También, el edificio sindical de Via Laietana, el Hermitage, el tren-lanzadora del Aeropuerto de El Prat o la reforma de Las Ramblas, entre otras.

La decisión se ha tomado por unanimidad, también con el apoyo del equipo de gobierno formado por Barcelona en Comú y el PSC. Todos los proyectos aluden a grandes gastos públicos y privados de la ciudad, desde infraestructuras y remodelaciones, hasta potenciales inversiones como en el caso del museo del Hermitage.

Valls ha asegurado que la comisión que han pedido al ayuntamiento “puede ayudar tanto a grupos políticos y ciudadanos a estar encima para detectar incumplimientos y tanto en costes como en plazos“. Ha asegurado que esto entra en plazo más general de transformación de la ciudad, mucho más participativo.