Colau multiplicará por seis la deuda bancaria del Área Metropolitana de Barcelona

Colau tira la casa por la ventana en el Área Metropolitana de Barcelona: encarrila dos créditos de 110 y 50 millones de euros

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que preside Ada Colau multiplicará la deuda bancaria por seis en 2021. Pasará de deber 32,6 millones de euros al iniciar el año a cerrarlo con 188,4 millones si fructifican dos operaciones de crédito que ya tiene encarriladas.

En el último pleno metropolitano, en el que se aprobaron inicialmente las cuentas, se informó de que la “deuda viva” con los bancos previsiblemente se situaría en 138,4 millones de euros al final del próximo año.

Sin embargo, en este importe no se contabilizó un crédito de 50 millones de euros que ya está aprobado por el gobierno y el pleno metropolitano. Todavía no ha concretado cuándo dispondrá del dinero porque no se han calendarizado las actuaciones previstas, según consta en la memoria que acompaña los presupuestos.

Se trata de un crédito de 50 millones de euros contraído con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar la rehabilitación de viviendas. Si se cumple la intención de disponer de los fondos y de iniciar las actuaciones este mismo año, la deuda bancaria del AMB se disparará a 188,4 millones al finalizar 2021. Esta corporación está gobernada por un cuatripartito formado por los comuns, PSC, ERC y JxCat.

El episodio de La Plaza de esta semana analiza la gestión del Área Metropolitana de Barcelona

El gobierno metropolitano también prevé disponer el próximo año de un crédito de hasta 110 millones de euros para financiar el nuevo Plan de Sostenibilidad Ambiental (PSA), uno de los proyectos estrella de Colau. Incluye actuaciones en urbanismo, movilidad, energías renovables y en la gestión de residuos.

En la memoria presupuestaria no se indica con qué entidad bancaria están negociando el crédito para las políticas ambientales, pero si que prevén disponer de todo el capital en 2021 y aplazar el vencimiento hasta 2032. Calculan un año de carencia y unos costes financieros de 770.000 euros.

El AMB arrastra pasivos de otros ejercicios

La administración metropolitana aún está amortizando créditos de ejercicios anteriores. En 2014, durante la presidencia del convergente Xavier Trias, se formalizó un crédito de 160 millones de euros para financiar un plan de ayuda a los 36 municipios que integran el AMB. De este importe, 10,3 millones están previstos para el próximo año.

También dispondrá de créditos en 2021 de los que no empezará a pagar las cuotas hasta años después. De un préstamo de 29,1 millones de euros para financiar las obras de la carretera C-245, el próximo año se obtendrá de 22,9 millones. Se empezará a amortizar en marzo de 2023.

Durante el pasado ejercicio se dispuso de un crédito de 1,4 millones de euros del Ministerio de Transición Ecológica para mejorar las obras de alumbrado de las Rondas. La primera cuota se pagará en agosto de 2021.

Cuando desapareció el Consejo Comarcal del Barcelonés en 2019, el AMB asumió las deudas de sus empresas públicas (que se elevan a 45,5 millones de euros) y un crédito hipotecario que, aunque pequeño en comparación, resulta sorprendente.

En 2021, la administración metropolitana aún tendrá pendiente la devolución de 380.760 euros de un crédito contraído por el consejo que presidía el socialista Francec Josep Belver, actual primer teniente de alcalde de L’Hospitalet de Llobregat. Lo devuelven en plazos de 76.000 euros anuales.

Los gastos financieros de la deuda bancaria se elevarán en 2021 a 1,25 millones de euros sin computar el crédito de 50 millones de euros del BEI.