Cómo entrar y salir de Madrid tras el colapso del temporal (por aire y tierra)

La borrasca Filomena deja secuelas en los accesos por vía aérea, ferroviaria y de carreteras

Un hombre circula con una bicicleta del servicio municipal bicimad por calle Alcalá este lunes, tras el paso de la borrasca Filomena. EFE/Fernando Alvarado

Un hombre circula con una bicicleta del servicio municipal bicimad por calle Alcalá este lunes, tras el paso de la borrasca Filomena. EFE/Fernando Alvarado

Madrid se ha convertido en uno de los puntos más afectados de toda España por la borrasca Filomena que colapsó durante más de 24 horas todos los accesos de la ciudad. Aviones, trenes y coches tuvieron que cancelar sus planes después de que las fuertes nevadas afectaran a las principales infraestructuras públicas de la capital. Un día después de que cesara el temporal, los operarios todavía trabajan para restaurar la normalidad.

Los trabajadores públicos han comenzado una carrera a contrarreloj para tratar de recuperar todas las vías de entrada y salida del área metropolitana pero aún no han alcanzado la restauración del 100% de las conexiones cuando ya se avecina una nueva amenaza: la ola de frío extremo que reducirá las temperaturas hasta los -10 grados centígrados.

Madrid recupera 400 kilómetros de calles

Una de las grandes batallas ha estado en tratar de retirar la nieve acumulada de carreteras, calles y aceras para garantizar el tránsito tanto de los vehículos como de los peatones antes de que se convierta en grandes placas de hielo que dificulten la circulación. Los operarios han reabierto ya 404 kilómetros de calles y otros 105 de corredores peatonales.

La labor ha implicado un despliegue nunca visto en la capital española que se ha volcado para retirar los restos del temporal y rociar las superficies con sal para evitar que se congelen. La movilidad básica se ha restaurado tras garantizar al menos un carril de circulación en todas las vías principales de Madrid.

En el operativo han participado 220 máquinas como cuchillas, palas de empuje o esparcidores de sal. Una labor que en las vías peatonales se ha tenido que realizar de forma manual, tirando de pico y pala.

La ciudad ha contado además con el refuerzo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que ha destinado a 600 profesionales en la capital para tareas como liberar los accesos a los centros hospitalarios.

Otras comunidades como Andalucía, Murcia o Extremadura también han contribuido con el traslado de sus máquinas quitanieve hasta la capital e incluso con el envío de toneladas de sal en camiones para facilitar el deshielo en Madrid.

Madrid pide a los ciudadanos que no utilicen sus vehículos

A pesar de este notable avance, la ciudad de Madrid continúa bajo el nivel dos de alerta del Plan de Inclemencias Invernales debido a la oleada de frío extremo que se prolongará durante toda la semana. Por eso, las autoridades recomiendan a los ciudadanos que no utilicen sus vehículos privados para desplazarse.

El director de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, Carlos Novillo, ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad” de los ciudadanos para evitar que un nuevo colapso de coches pueda poner en jaque los accesos a los servicios sanitarios que todavía atienden la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El Ayuntamiento ya pidió a las cerca de 1.500 personas que se habían visto obligadas a dejar su coche varado en la M-30 que no volvieran para recogerlo y que esperaran a que los servicios del depósito municipal se hicieran cargo.

La Terminal 1 de Barajas continúa bloqueada por la nieve

Los operarios han centrado buena parte de sus esfuerzos de las últimas horas en retirar la nieve tanto de las pistas del aeropuerto de Barajas como de la parte inferior de los aviones que permanecieron en las instalaciones durante el temporal. La Terminal 1 todavía no se encuentra operativa, retrasando la reanudación de todos los vuelos.

Los trabajadores públicos sí que han logrado ya devolver la actividad a la T4 y la T4S, que ayer comenzó a recibir los primeros aterrizajes de vuelos de regreso a Madrid y que esta mañana ya ha dado pie a algunas salidas con destino a América. No estaba entre ellos el avión que traía la partida semanal de dosis de la vacuna de Pfizer que se ha visto obligado a aterrizar en Vitoria.

Aena se ha encargado de difundir un mensaje a través de las redes sociales para pedir a los ciudadanos que no se presenten en la T1 y que consulte con sus aerolíneas para conocer el estado de sus pasajes.

Atocha empieza a operar sin la totalidad de trayectos

La estación de Atocha ya recuperó el domingo su actividad pero solo con una parte de los trayectos previstos. Santander, Málaga o Valencia fueron algunos de los destinos que primero se reactivaron debido a la situación meteorológica. El problema seguía entonces en el sector nordeste de España, donde el temporal llegó horas más tarde.

Renfe prevé que a las 14.00 horas ya se pueda reanudar con normalidad el trayecto de AVE que conecta Madrid con Barcelona y que se suspendió el día anterior, junto con otros destinos como Zaragoza, Huesca o Pamplona. Ya hay circulando un 73% de los trenes que operan en toda España.

También ha comenzado la circulación en el Cercanías de Madrid, una de las grandes reivindicaciones del alcalde popular, José Luis Martínez-Almeida, que exigía al Gobierno de Pedro Sánchez su puesta en marcha para facilitar la movilidad de los madrileños. Ya están disponibles las líneas C-5, C-3, C-2 y C-8, con frecuencias cada media y cada hora aproximadamente.