El Congreso rozará los 100 millones de euros en sus próximos presupuestos

El Senado también superara sus máximos históricos y recibirá 61 millones

Sánchez no dará explicaciones en el Congreso sobre la crisis de Afganistán y la subida de la luz.

Pedro Sánchez, en una sesión parlamentaria en el Congreso de los Diputados

El Congreso rozará el próximo año los 100 millones de euros de los presupuestos dentro del marco de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), una cifra que no se había alcanzado hasta la fecha pero que necesitará la aprobación de los PGE para salir adelante.

Según ha avanzado la agencia Efe, los próximos Presupuestos Generales del Estado vendrán cargados de dinero para el Congreso de los Diputados y para el Senado, que también superará sus máximos históricos con una dotación de casi 61 millones de euros de cara a 2022.

Dicha partida presupuestaria ha sido aprobada este martes en las respectivas mesas de las cámaras alta y baja españolas, primero en reuniones independientes y luego en sesiones conjuntas, en las que se ha acordado que, en concreto, 99.678.414 euros irán para el Congreso de los Diputados y 60.846.060 euros para el Senado.

Dichas cuantías suponen, en el caso del Congreso, un incremento del 3,28 % con respecto al actual ejercicio, mientras que, en el caso del Senado los 60,8 millones de euros comportan un aumento del 4,27 %.

Este aumento de la dotación presupuestaria para las Cortes generales se destinará en parte a la subida salarial de los trabajadores y funcionarios de las instituciones, no así como con el salario de los políticos, tanto diputados como senadores, que han acordado congelarse el sueldo básico, conocido como la “asignación constitucional”.

Otros de los gastos contemplados que aumentarán son las inversiones (5,37%) y “gastos corrientes en bienes y servicios” (28,75%) y gastos de personal (7,72 %).

Dicha congelación no afectaría a los complementos que los diputados y senadores pudieran obtener debido a sus funciones concretas, únicamente a la base salarial, que es la misma para todos. En este sentido, los complementos aumentarán un 2% y mientras que la asignación constitucional supone una partida presupuestaria de casi 15 millones de euros, los complementos aumentarán hasta rozar los 7 millones.

En este sentido, cada senador y diputado, según los datos que maneja la agencia, cobra 3.050 euros mensuales sujetos a tributación en calidad de asignación constitucional, una cantidad que se mantendrá congelada tras rechazar una propuesta inicial de subida de un 2%.

En el caso del Senado, además, se congelará también la suspensión de aportaciones al plan de pensiones de los senadores.

Todos estos cambios presupuestarios estarán incluidos en los próximos PGE, por lo que se necesitará la aprobación de los mismos para salir adelante. En caso contrario, se mantendrán las mismas partidas presupuestarias acordadas para 2021.