Nuevo brote sin control en Cataluña: se duplican los casos en Figueres

El 22% de las pruebas PCR que se han tomado en Figueres, la capital del Alt Empordà, han dado positivo por coronavirus en la última semana

Los positivos se han ido multiplicando por dos semana tras semana desde hace un mes en Figueres. Al contrario de lo que ocurre en Lleida o Barcelona —donde ya se notan los beneficios de las restricciones— en la capital del Alt Emporta no se nota un descenso de casos.

Esto ocurre a pesar de que el ayuntamiento de la ciudad se anticipó dos días a la Generalitat para tomar medidas ante el coronavirus. Concretamente, por cada 100 pruebas PCR en la última semana (hasta el 26 de julio), un 22% ha dado positivo. 

Con 144 positivos en la última semana, Figueres es ya el séptimo municipio con más nuevos casos de Cataluña. En otros territorios, como en Girona, los casos positivos rondan el 3% con el mismo número de pruebas de detección. “No está evolucionando como debería, sigue en una tasa de reproducción alta y no desciende”, explicó el pasado jueves el secretario de Salut Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon.

Por cada persona contagiada, prácticamente dos más también contraen el virus. Eso se conoce dado que la tasa de reproducción (R) en la capital del Alt Empordà se sitúa en el 1,82. Es una tasa superior incluso a la que hay actualmente en la zona de Barcelona, que ha conseguido reducirla gracias a las medidas de contención hasta 1,3 (según los datos hasta el domingo 26). 

¿Cuál es el origen de los brotes?

La gran mayoría de los repuntes de casos en Figueres tienen como origen un encuentro familiar, en los que se suele relajar el cumplimiento de las restricciones con falta de mascarillas y sin distanciamiento social.

Algunos de los brotes tienen su origen en un local público, por lo que se hace difícil rastrear a todos los contactos para hacerles el test: “No es fácil reunir a la población afectada para poder realizar un cribado amplio y mejorar el control. El brote ha pasado por un local público y no logramos agruparlos para hacerles las PCR”, explicó la pasada jornada el coordinador de la Unidad de Seguimiento del coronavirus, Jacobo Mendioroz.

Con tal de reforzar los profesionales que realizan esta tarea, el área sanitaria de Girona añadirá cincuentena gestores Covid para buscar contactos. Dos de los brotes afectaron a familias que forman parte de la comunidad latinoamericana y se hizo difícil también detectar a todos sus contactos.

En el hospital de referencia del Alt Empordà, el pasado día había un total de 19 personas ingresadas. Esto supone diez más que hace siete días con una tendencia que, según el director gerente de la Fundació Salut Empordà, Martí Masferrer, se ha mantenido desde principios de mes.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.