Cs aprieta para controlar al Govern en funciones desde el Parlament

Los naranjas insisten en constituir la comisión de control de la CCMA, una de las que puede articularse sin necesidad de una investidura

Imagen de la reunión de la Junta de Portavoces en el Parlament este miércoles 7 de abril / Parlament

Imagen de la reunión de la Junta de Portavoces en el Parlament este miércoles 7 de abril / Parlament

Ciudadanos ha apretado al Parlament para activar la actividad parlamentaria antes incluso de la posible investidura de Pere Aragonès. El partido naranja ha exigido que se reactive el control parlamentario al Govern, pese a que este está en funciones, y la constitución de la Comisión de la CCMA, una de las seis que no necesita de investidura.

El portavoz de Cs, Nacho Martín Blanco, ha exigido que se termine con este “descontrol” legislativo del que “se beneficia el señor Aragonès”, y que también “está beneficiando a la CCMA”: “Están actuando como siempre de parte, de forma parcial y faltando al principio de neutralidad de los medios públicos”.

Desde Ciudadanos han insistido en la necesidad “democrática” de poner en marcha al Parlament, puesto que el Govern en funciones “maneja un presupuesto enorme” al gestionar y tomar medidas que afectan a la Sanidad, el paro y la economía: “Este Gobierno tiene que tener control”.

Los naranjas insisten que “nada impide que el actual Govern de la Generalitat en funciones pueda ser objeto de control en el pleno de la Cámara. Y ello sin perjuicio de que la Presidenta cumpla con su deber legal de promover los procedimientos de investidura correspondientes”.

La comisión de la CCMA, constituible antes de la investidura

Aunque desde la Mesa tienen un criterio distinto. Fuentes parlamentarias han explicado que para que se produzca control al Govern, primero tiene que haber investidura. La situación es distinta a la recogida tras la disolución de la Cámara, cuando el Ejecutivo comparecía frente a la Comisión Permanente para dar explicaciones sobre la situación de la Covid-19.

En el caso de la comisión de la CCMA el criterio para constituirla es distinto, puesto que el Parlament permite que seis comisiones legislativas –entre las que se encuentra la que controla a los medios públicos catalanes– puedan empezar sin necesidad de una investidura previa.

Así pasó durante la anterior legislatura. Aunque la normalidad parlamentaria comenzó tras la investidura de Quim Torra, que fue en mayo, en abril se había constituido la Comisión de Control de la CCMA, como también pasó con la del Síndic de Greuges. Distinto fue durante el periodo de Puigdemont, donde este órgano se constituyó tras la elección presidencial.

La sucesión de Cuevillas, en el aire

Lo que también es un misterio es la sucesión de Jaume Alonso-Cuevillas, que cuenta con dos posibles sucesores: Aurora Madaula (Junts) y Lucas Ferro (Catalunya en Comú). Borràs todavía no ha iniciado los trámites para su sucesión, aunque el pleno para sustituir al secretario segundo de la mesa podría ir anexo al de la nueva investidura.

También, según han explicado fuentes parlamentarias, al pleno para designar senadores autonómicos si este se celebrase antes de la previsible investidura de Aragonès. Otra opción sería adjuntarlo a una sesión con la que convalidar decretos de tipo administrativo que necesitan la luz verde del Govern.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña