La CUP presiona a Junts con su apoyo a un Govern en minoría de Aragonès

Los anticapitalistas creen que "no sería un problema" dejar gobernar sola a ERC y exige al partido de Puigdemont que se "resitúe"

Eulalia Reguant mientras anuncia que la CUP apoyará finalmente la investidura de Pere Aragonès / Parlament

Los anticapitalistas aprieta en la recta final de las negociaciones entre ERC y Junts para la investidura de Pere Aragonès. El diputado de la CUP Xavier Pellicer ha lamentado que Junts no asuma “su nuevo rol” y cree que necesita “resituarse” ante el resultado electoral del 14-F. Además, han dejado la puerta abierta a apoyar un gobierno republicano en minoría.

“No sería un problema”, ha respondido Pellicer en el programa Cafè d’Idees de La 2 sobre la posibilidad de que Junts quedara fuera del Govern y dejara a ERC gobernar sola. Los anticapitalistas también dudan de que los posconvergentes asuman “el giro a la izquierda” que reflejaron las elecciones autonómicas.

El acuerdo que alcancen Junts y ERC también está en el punto de mira de los antisistema. La CUP ha advertido al candidato republicano a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, de que si rompe el preacuerdo que alcanzaron para el primer debate de investidura no contará con el apoyo de los nueve representantes antisistema.

“Apoyaremos la investidura siempre que se mantenga el acuerdo de mínimos”

“Apoyaremos este inicio de investidura siempre que se mantenga el acuerdo de mínimos. Si este se rompe, nuestro compromiso también se rompe automáticamente. Si ERC y Junts quieren el apoyo de la CUP para iniciar esta legislatura, deberán venir a explicarnos a qué acuerdo han llegado”, ha explicado el diputado.

Lo que sí que ha alejado es la entrada en el Govern con las circunstancias actuales. La CUP ha defendido que el preacuerdo con los republicanos es “insuficiente” para que formen parte del gabinete de Aragonès. Pellicer ha dejado la puerta abierta a repensar esta decisión en 2023, a mitad del mandato.

ERC y la CUP rubricaron un acuerdo antes de las investiduras de Pere Aragonès. Junts respondió con indignación y tumbó la elección del republicano, motivo por el que se abrieron los dos meses. El partido de Carles Puigdemont ya apuntó entonces en que la negociación sería larga, y queda menos de un mes para que el plazo antes de elecciones venza.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña