El Congreso tumba la moción de Vox para prohibir los indultos por sedición

La moción pretendía borrar el uso de la fuerza y la violencia de los delitos de rebelión y sedición y prohibir la concesión de indultos para quien cometiera estos delitos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), interviene en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

El Congreso de los Diputados ha rechazado este miércoles la moción impulsada por Vox por la que se pretendía prohibir los indultos a los condenados por sedición o rebelión después de que el Gobierno promoviera y finalmente concediera los indultos a los líderes independentistas encarcelados por el procés.

La votación, que se ha saldado con 193 votos en contra y 146 votos a favor, pretendía reformar el código penal para que, además, no sea necesario el requisito de la violencia para el delito de rebelión ni el de alzamiento tumultuario o uso de la fuerza para el de sedición.

Además, esta moción proponía que no se pudiera conceder nunca el indulto cuando los delitos atenten contra la propia Constitución y el orden público como son la sedición y la rebelión. De esta manera, la moción de Vox facilitaba poder atribuir estos delitos a la vez que prohibía conceder indultos.

La moción ha contado con los votos en contra de PSOE, Unidas Podemos, los partidos independentistas catalanes como ERC, Junts y PDeCAT, entre otros, mientras que a favor han votado Vox, PP, Ciudadanos, Foro Asturias y UPN.

El diputado por el PSOE, José Zaragoza, ha defendido la legalidad de la medida de gracia impulsada por el Gobierno y ha argumentado que “todos los gobierno han concedido indultos”. Vox “no pide justicia, sino venganza” y “volver al régimen franquista y cambiar la Constitución de facto”, ha sentenciado.

Desde Unidas Podemos, el diputado Joan Mena ha argumentado que “los indultos son la expresión más clara y contundente de que el diálogo es la única vía posible para recuperar la convivencia” y que se trata de “una gran noticia para los españoles y catalanes que creen en el diálogo como solución“.

Más contundente se ha mostrado ERC, cuya portavoz, Montserrat Bassa ha sentenciado que los indultos “no son la solución” al independentismo mientras haya manifestantes en las calles y líderes “en el exilio”, como Carles Puigdemont o Anna Gabriel. Ni ERC ni Junts ni PDeCAT han renunciado a la creación de un Estado propio catalán.

Desde el PP, Carlos Rojas, ha apelado a que los indultos “están fuera de ley y no son morales ni legales”. además, concederlos solo traerá “más radicalidad” y que Pedro Sánchez concedió los indultos con el único objetivo de seguir en el Gobierno.

Desde Vox, el partido que ha promovido la moción, su diputado, Javier Ortega Smith, ha repetido que se dio un golpe de estado y que su condena por el Supremo se hizo bajo el amparo de argumentos contundentes, unos argumentos que el Gobierno ha obviado llevando a cabo la medida de gracia.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña