El PP recurrirá al TC la reforma educativa si el castellano no es lengua vehicular

Casado anuncia que si prospera la enmienda del PSOE, Podemos y ERC para eliminar el castellano como lengua vehicular llevará la ley Celaá a los tribunales

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de eliminar el castellano como lengua vehicular en toda España no ha sentado bien en el PP. Los de Pablo Casado recurrirán ante el Tribunal Constitucional la polémica reforma educativa de Isabel Celaá, la LOMLOE, porque, según señalan, esta norma “liquida” la libertad educativa.

El presidente popular ha anunciado en su cuenta oficial de Twitter que su partido presentará el recurso si este jueves prospera la enmienda transaccional de los grupos parlamentarios de PSOE, Unidas Podemos y ERC. 

“Recurriremos al Tribunal Constitucional la ley Celaá si el Gobierno y sus socios nacionalistas excluyen el castellano como lengua vehicular y liquidan la libertad educativa contra la concertada”, ha asegurado. Además, ha acusado a Sánchez de pretender “permanecer en el poder negociando el futuro de nuestros hijos”.

El PSOE defendió este martes que la reforma educativa garantizará que los alumnos de comunidades autónomas con lengua cooficial adquieran competencias “por igual” del castellano y de la lengua correspondiente, a pesar de que se vaya a retirar de la norma el término de “lengua vehicular” para el español en la enseñanza.

La ley Celaá pide un “dominio pleno” del castellano en toda España 

El texto original de la ley Celáa establecía que “el castellano y las lenguas cooficiales tienen la consideración de lenguas vehiculares” y era visto desde el independentismo catalán como un ataque al sistema de inmersión lingüística en Cataluña, que impone que toda la educación sea en catalán salvo la asignatura de lengua castellana y la de lengua extranjera. 

La ley que impulsa Isabel Celaá se limita a pedir un “dominio pleno” del castellano en toda España y de las lenguas cooficiales en aquellas donde las haya.

La portavoz de Educación del PSOE, Luz Martínez Seijó, remarcó en declaraciones a Efe que se busca asegurar “el derecho a estudiar y a aprender ambas lenguas por igual” y la ley Celaá garantizará que todos los alumnos adquieran ambas competencias lingüísticas, del castellano y de la lengua cooficial, y en el “caso hipotético” de que se detectase un desequilibrio se establecerán “medidas compensatorias”.

No obstante, estas explicaciones no convencen al PP que ayer ya advirtió de que defenderá “hasta el final” los derechos y libertades esenciales que defiende la Carta Magna, presentando las iniciativas que sean necesarias”, según señaló la portavoz de Educación del PP en el Congreso, Sandra Moneo.